Fallan en Bogotá ‘Farc política’ de Ibagué

Exalcaldes de Ibagué

De izquierda a derecha: Jesús María Botero, Jorge Tulio Rodríguez, Rubén Darío Rodríguez, Agustín Angarita.

Los últimos tres exalcaldes de la ciudad y varios contratistas, señalados de vínculos con las Farc.

La Fiscalía 28 Especializada de Bogotá, de la Unidad Nacional contra el Terrorismo, profirió auto inhibitorio en la investigación que adelantaba por presuntos nexos con las Farc, en contra del exalcalde de Ibagué (2001 – 2003) Jorge Tulio Rodríguez Díaz; el médico y contratista de la Alcaldía local Agustín Angarita Lezama; y el exalcalde de Líbano Orlando Flórez.

El mismo despacho ya les había archivado las diligencias también a los exalcaldes de Ibagué Rubén Darío Rodríguez Góngora (2004-2007); y Jesús María Botero Gutiérrez (2008 – 2011).

Ese proceso, distinguido con el radicado 230-274, se inició cuando en el año 2007, Leyer García Murillo, alias ‘Juvenal’, quien fungió como radio operador del Frente Tulio Varón de las Farc, declaró ante la Fiscalía de Ibagué, sobre la presunta connivencia entre el grupo subversivo y los dirigentes políticos arriba mencionados.

Los hermanos Guillermo Alfonso y Mauricio Jaramillo Martínez, también resultaron salpicados por el testimonio de García Murillo, pero los procesos, fueron asignados a la Corte Suprema de Justicia, toda vez que para la época de ocurrencia de las supuestas conductas delictivas, estos tenían fuero especial, como gobernador del Tolima, y senador de la República, respectivamente.

De ‘Chucho’ Botero, Leyer García dijo que dialogaba permanentemente y por teléfono con alias ‘Jhon Jairo’ o ‘J.J.’ (ideólogo de las Farc detenido); y que el exmandatario destituido por la Procuraduría, era conocido con el remoquete de ‘Jesucristo’, y que habría brindado atención médica a guerrilleros heridos en combate, para la época en que Botero dirigió el hospital San Francisco de Ibagué.

Una idéntica incriminación realizó el testigo en contra de Agustín Angarita, diciendo que el facultativo prestaba su consultorio del centro médico Javerianos, en Ibagué, para tratar en la clandestinidad a pacientes de la insurgencia.

Las diligencias fueron trasladadas a Bogotá, por orden del despacho del Fiscal General de la Nación, y con esta decisión indican que no encontró méritos para seguir con el proceso, y por ello se ordena su archivo.

El prontuario de Leyer García

Leyer, condenado a cuarenta años de prisión, está procesado por el secuestro extorsivo del comerciante Gilberto Martínez Espejo, a quien retuvieron ilegales de las Farc y le sacaron dinero. García ha negado en forma sistemática los cargos y afirma que la retención ilegal la ordenaron alias ‘Alfredo’ y ‘Tribilín’, cabecillas del Frente Tulio Varón, que operaba en el norte del Tolima. La sentencia fue confirmada en todas las instancias.

Fue un mandado electoral

Según lo resalta el Fiscal 28 Antiterrorismo, las denuncias que se ventilaron en 2007, obedecieron a una retaliación de tipo electoral: “a todo lo anterior se agrega que las sindicaciones que hizo LEYER contras estos líderes del Tolima, las hizo en vísperas de elecciones, con lo que buscaba, además de los beneficios jurídicos perseguidos, causar daño político, tal y como lo sostienen los declarantes Olga Beatriz González Correa, candidata en varias ocasiones a la alcaldía de Ibagué; y Alexander Adolfo Castro Salcedo, razones todas que robustecen la poca credibilidad que se le pueda dar al dicho de LEYER GARCÍA MURILLO”, dice el despacho.

Este es el resuelve de la providencia:

Decisión de la Fiscalía

Decisión de la Fiscalía