Falsos empleados del Ibal robaron $7 millones en una vivienda

Fotoilustración

Fotoilustración

La historia de este robo comenzó el viernes a las 9 de la mañana cuando un hombre y una mujer con uniformes del Ibal se ganaron la confianza del dueño de una casa en Ibagué.

Tras recitar de memoria del nombre del propietario de la casa, la dirección e incluso el número de cédula y matrícula, se ganaron su confianza por lo que procedió a dejarlos entrar.

Una vez adentro de la vivienda los falsos empleados amenazaron con armas a los residentes y procedieron a hurtarles 4 millones de pesos en efectivo.

También se llevaron portátiles, joyas y otros objetos.

El monto total del robo fue de 7 millones de pesos.

Visiblemente molesto, el dueño de la casa, que omitió su identidad, dijo que había sido engañado en cuestión de segundos.

“Si a uno le muestran papeles del Ibal, carnés, uniformes y hasta dan de memoria mi cédula, pues se confía y los deja entrar a la vivienda, sin sospechar que se trata de un atraco”, afirmó el ciudadano.

“Yo les pido a los ibaguereños que no caigamos en esta trampa, que antes de dejar entrar trabajadores, nos tomemos la molestia de llamar a las empresas para corroborar si estos señores son ladrones o empleados”, dijo.

En esta oportunidad los ladrones eran un hombre de contextura delgada con una joven mona de gafas.

Los dos huyeron y nada se sabe de sus paraderos.