Fin de la era Melo en la Universidad Cooperativa

Iván Melo

Iván Melo

Luego de diecisiete años en el cargo, Iván Melo entrega las riendas de la entidad que ayudó a construir de la nada en Ibagué.

La Universidad Cooperativa, arrancó labores en la capital tolimense en el año de 1996, con oferta de cuatro carreras y ocupando la casona vieja que les alquiló Elías Acosta, frente al Seminario Mayor. Hoy, tiene casi cinco mil estudiantes, sedes propias administrativas y modernos salones de clases, al igual que una sede campestre en la antigua vía al Salado.

Pero la Cooperativa, fue víctima de su propio crecimiento: en 2012, los estudiantes de la facultad de Derecho hicieron un plantón en la calle Décima, algo nunca antes visto en una entidad privada, demandando la mejora en las cátedras y protestando por el hacinamiento en los salones, pues en ocasiones, cursos de hasta setenta estudiantes debían apretujarse en las aulas.

Hace pocos días, quienes protestaron fueron los profesores y trabajadores administrativos, aglutinados en un sindicato, pidiendo mejores contratos, auxilios para capacitarse y aumento en el pago de horas por cátedra.

Fuentes consultadas, dijeron que estas protestas llevaron a la matriz de la Cooperativa (en la ciudad de Medellín) a cesar en el cargo de Director Académico a Iván Melo Delvasto. Otros señalan, que el rector quiere hacer una pausa y dedicarse a labores menos extenuantes.

En su reemplazo, fue designada Patricia Izquierdo, directora de la seccional de Espinal. Otros esperaban que el director administrativo de la UCC César Gualteros, diera el salto hacia la rectoría, pero parece que seguirá de coequipero, pues no goza de buena aceptación entre estudiantes y personal administrativo. Gualteros, fue relegado a la subdirección administrativa. El abogado laboralista de Ibagué Óscar Valero, quien dicta clases en la universidad, será el nuevo director académico.

Con la salida del director, también se van otros ‘históricos’ de la UCC. Sale Carlos Bejarano, coordinador de Proyección Social, un académico carismático, hermano del asesinado ex asesor de paz ‘Chucho’ Bejarano. También se retira Gustavo Arbeláez, decano de la facultad de Derecho, y daría el paso al costado Nemesio Castañeda, decano de la facultad de Contaduría Pública.

La política en las aulas

La Universidad Cooperativa tiene en su misión la frase de “formar profesionales con criterios políticos”. Quizá el eslogan, fue llevado al extremo por Iván Melo. En época electoral, era común ver que se organizaran foros y reuniones con candidatos, algo que incomoda a estudiantes y docentes.

El propio Melo saltó la barda hacia la política (sin dejar el cargo), siendo concejal de la capital tolimense a finales de los noventa, e intentando llegar a la Alcaldía de Ibagué, en una consulta del partido Liberal, cuando fue elegido Rubén Darío Rodríguez, en el año 2003. Luego, fue electo diputado del Tolima, período en el que se le criticó el reajuste de su pensión concedido por el exgobernador Fernando Osorio.

La seccional en Ibagué de la Cooperativa tampoco fue inmune a los escándalos y procesos judiciales, que hoy tienen en la cárcel a su fundador César Pérez García, como instigador de la masacre de cuarenta y tres campesinos (ver Los líos del fundador). En el año 2000, las autoridades capturaron a varios funcionarios, secretarias y personal de la financiera Comuna (ligada a la entidad) por apropiación ilegal de fondos, en una millonaria cuantía. Mucho se rumoró sobre el papel que jugaron Iván Melo y César Gualteros en el caso, ya que la propia secretaria de Gualteros fue aprehendida y encausada. Los acusados, todos condenados, algunos de ellos por acogerse a sentencia anticipada, dijeron que se les usó de chivos expiatorios para incrementar el monto de lo esquilmado y con ello tapar faltantes en otros rubros de la institución educativa.

En 2005, la Dijín y la DEA le ponían las esposas a un decano en ejercicio de la universidad: Gustavo Adolfo Villanueva, decano de Derecho, a quien se acusaba de ser testaferro del narcotraficante alias el ‘Socio’. Villanueva falleció de complicaciones cardíacas el año pasado, todavía con su proceso penal vigente, pues el juez de la causa no ha proferido fallo.

Sin duda, muchos simpatizantes recordarán a Iván Melo como el administrador que transformó a una universidad de garaje y con cuatrocientos alumnos, en un emporio educativo de renombre en el Tolima. Empleados de la Cooperativa alaban su talante humano y conciliador. Habrá que ver si sus críticos lo recuerdan de manera diferente.