Fiscalía imputa cargos por maltrato animal en Tolima

Imagen: La Nación.

Casos ocurridos en Herveo y Alvarado.

Fiscales del Grupo Especial para la Lucha Contra el Maltrato Animal, Gelma y de diferentes seccionales imputaron a cuatro adultos y un joven de 17 años el delito de maltrato animal agravado, en casos aislados. Uno de los investigados aceptó cargos.

Los posibles implicados fueron citados ante jueces penales de control de garantías y de Infancia y Adolescencia para imputarles el cargo de maltrato animal agravado, por presuntamente causar la muerte a tres caninos y heridas graves a dos más.

Herveo (Tolima)

El cuatro de septiembre de 2018, Marino Pérez Mejía presuntamente lanzó piedras y atacó con un machete a una perrita de raza criolla llamada Niña, porque esta al parecer ladraba en la entrada de su finca por la vereda La Estrella del municipio de Herveo.

El animal sufrió una herida profunda en el hocico con una hemorragia intensa que estuvo a punto de causarle la muerte. La recuperación fue difícil y tardó varios meses ya que no podía alimentarse por la lesión de la que fue víctima.

Pérez Mejía se presentó ante un juez promiscuo de Fresno (Tolima) y, en audiencias, un fiscal seccional le imputó el cargo de maltrato animal agravado, al cual no se allanó.

Marino Pérez. Imagen: suministrada.

Alvarado (Tolima)

En una finca de la vereda La Pedregosa en Alvarado, Aldair Lombana Rogeles supuestamente embistió en varias oportunidades con su motocicleta a un perro mestizo de 17 meses llamado Coco. Ante la reacción del canino, el hombre lo habría atacado con arma blanca provocándole una herida profunda en su frente. El perro fue trasladado a un centro médico, donde se le practicaron varios procedimientos quirúrgicos que salvaron su vida.

El presunto agresor huyó del lugar, pero el testimonio de un testigo que estuvo en el lugar de los hechos facilitó su identificación y judicialización.

Una fiscalía del Grupo Gelma de Ibagué realizó la audiencia virtual de formulación de imputación contra Lombana Rogeles, quien no aceptó su responsabilidad en el delito de maltrato animal agravado.

Deja un comentario