Ganadores y perdedores de las elecciones a Congreso en Tolima

cms-image-000024645Perdió el partido Liberal al no lograr recuperar la segunda curul a la Cámara, ni garantizar la reelección de Guillermo Santos.

Ganó el Centro Democrático, que reencauchó a Carlos García en la política, luego del canazo y de la distancia que el exsenador tomó del Tolima, al irse a vivir al exterior.

Perdieron Jorge Eduardo Casabianca, Rubén Darío Rodríguez, y Alirio Urrego, líderes que por la veteranía y el implacable paso de los años deberían pensar en dejarle espacio a las nuevas generaciones.

Ganó el exgobernador Óscar Barreto que pese a estar destituido por la Procuraduría, tiene en la Cámara de Representantes a su primo Miguel Barreto, con 22.308 votos.

Perdió Mauricio Jaramilllo, que aunque logró su cometido de vengar la ‘traición’ de Rubén Darío Rodríguez, perdió el escaño en el Senado, que él mismo representaba y que le cedió a Guillermo Santos.

Sumas y restas para Emilio Martínez: ganó Senado con su hermana Rosmery, pero perdió la Cámara con Juan Carlos Tamayo. Se queda sin representatividad regional el coordinador de Cambio Radical en el Tolima.

Ganó José Elver Hernández, Choco, al obtener la más alta votación a la Cámara por el partido Conservador: 23.804 sufragios, y demostrar la vigencia del movimiento del fallecido exsenador Luis Humberto Gómez Gallo. En total, la lista del conservatismo puso 84.415 votos.

Ganó el exalcalde de Ibagué Jorge Tulio Rodríguez, al repetir con su ahijado político en la Cámara: Carlos Edward Osorio, 34.360 votos.

Perdió el Mira, que pese a tener más de 17 mil votos en la lista a Cámara, no logró el umbral necesario. Tampoco lograron las cifras necesarias para llegar al Senado. Los escándalos, discriminaciones, y lo recalcitrante de sus posturas, sin duda les pasaron factura. 

Ganó el exalcalde de Ibagué Jesús María Botero, ya que aunque su esposa Silvia Ortiz se quemó, demuestra que todavía tiene fuerza electoral: 9.409 votos en el Tolima.

Perdió el Polo Democrático, al obtener solo 8.132 votos a la Cámara. En 2010, los guarismos superaban los diez mil sufragios. Nubia Russi, alcanzó los 2.761 votos, lo que indica que debería conservar esa fuerza política a futuro.

Ganó Jaime Yepes, quien pese a las denuncias de mermelada y contratos amañados en Caprecom y el Bienestar Familiar, obtuvo 30.296 votos.

Ganaron Pierre García (10.154 votos), y Pacho Mejía (9.002), en la lista a la Cámara del Centro Democrático.

Ganaron las viejas mañas, la manzanilla, la corruptela, el clientelismo: ¿por qué sacó tantos votos Carlos Edward Osorio si está tan cuestionado?

Perdió Guillermo Alfonso Jaramillo, al lograr obtener en la lista de Alianza Verde 14.355 votos. Pese a tener decenas de contratistas y recomendados en el distrito de Bogotá, esos favores no se tradujeron en votos contantes y sonantes, el pasado domingo.

Ganaron los equipos de  senadores foráneos, que montaron estructura en el Tolima: Samy Merheg, 11.151 votos; Hernán Andrade, 10.437; Jorge Eduardo Géchem, 7.701; Jaime Alonso Zuluaga, 7.106; Efraín Cepeda, 6.319; Milton Rodríguez, 5.303; Jorge Robledo, 5.596; Roy Barreras, 3.658; Rodrigo Villalba, 3.377; Juan Manuel Galán, 2.666. 

Perdieron los que promovieron el voto en blanco, pues con esos 20 mil sufragios, fácilmente una lista débil o de un partido independiente hubiese pasado el umbral. También pierde nuestra democracia, con casi el cincuenta por ciento de abstencionismo.

Pierden los que hacen cuentas alegres  incluyendo a senadores ‘tolimenses’ como Paloma Laserna o Jorge Robledo. Ellos, son de otra proyección y ámbitos de acción diferentes.

Entre ires y venires, al final de cuentas ganó la democracia colombiana. Pese a denuncias de mermelada, ayuda de alcaldes y gobernantes, la gente se pronunció con el voto, castigando a aquellos que no lo hicieron bien, y dándole la oportunidad a otro tipo de liderazgos. Solo el tiempo dirá si hicieron la elección correcta.

Deja un comentario