General de la Policía a responder por humillaciones a oficial tolimense

General Carlos Mena. Foto: AP.

Carlos Ramiro Mena fue citado a imputación de cargos.

El actual inspector general de la Policía Nacional fue denunciado para presuntamente haber presionado a un testigo para que se retractara en una investigación disciplinaria que se adelantaba en su contra.

El próximo martes primero de agosto el inspector general de la Policía Nacional, general Carlos Ramiro Mena se deberá presentar ante un juez de control de garantías en Cartagena en el marco de la investigación que se le adelanta por su presunta responsabilidad en los delitos de falso testimonio, fraude procesal y tráfico de influencias.

Según el documento revelado por Noticias Uno, el oficial de la Policía es requerido en calidad de indiciado por el despacho judicial en la capital del Bolívar. El asunto de la citación es “innominada (adopción de medidas ante dilaciones de la Fiscalía)”.

El oficial fue denunciado por presuntamente haber presionado a al entonces teniente Ricardo Salinas Taleno para que se retractara de las aseveraciones que había hecho en su contra en una investigación en la Procuraduría General por maltrato laboral en agosto de 2010.

En su primera declaración el teniente explicó que el entonces coronel Mena era “humillativo” con el subintendente Daniel Giovany Neira Ríos en eventos públicos. “Generaba escarnio público, ridiculizando al oficial y no daba tiempo para que hablara”. El testigo aseguró que pese a que el coronel se comportaba así con todos los testigos en el caso de Neira Ríos era mucho más notorio.

Sin embargo, dos meses después el teniente Salinas se presentó nuevamente a la Procuraduría y cambió ostensiblemente su versión. En esa oportunidad aseguró que se habían presentado dos situaciones especiales pero que en ninguna oportunidad lo había humillado. “Pues lo que pasa es que era un muchacho nuevo”.

La Procuraduría General le archivó la investigación al coronel Mena. Pero en la decisión compulsó copias ante la Policía Nacional para que se investigara al teniente Salinas por lo que se consideraba una presunta participación en una falsedad en testimonio.

En fallo de primera instancia el suboficial fue destituido e inhabilitado por 10 años. En el recurso de apelación aseguró que había sido presionado para que cambiara su declaración. Fue citado por el secretario del general Mena quien le dijo que “si es que no iba a declarar y que midiera mis palabras”. El fallo fue revocado y Salinas fue ascendido a capitán.

Con información de: El Espectador.

Deja un comentario