Gobernador Barreto: salvado por la campana

Óscar Barreto

Óscar Barreto

Audiencia de imputación de cargos fue suspendida.

Tal como estaba previsto Barreto se presentó en la diligencia ante los magistrados del Tribunal Superior de Bogotá, acompañado por el abogado penalista Wilson Vallejo.

Vallejo, es recordado por haber asesorado al empresario Carlos Alvarado, cuando esté cayó preso y acusado de lavado de activos a favor de la guerrilla de las Farc. Finalmente, el proceso fue sobreseído por falta de pruebas a favor del propietario de la cadena de supermercados Mercacentro.

A Barreto lo acompañaba el exsecretario de la Gobernación Mauricio Pinto Rondón, fiel escudero y según se afirma, candidato de la administración.

También acudió el exgobernador Fernando Osorio Cuenca, junto con su abogado, el exconcejal de Ibagué y penalista David Grajales.

Ante la exposición de los hechos realizada por la Fiscalía, resultante en 48 páginas, el magistrado ponente Joaquín Burbano decidió reprogramar la audiencia para el jueves dos de marzo, y así la parte acusadora pueda sintetizar los hechos por los que son señalados los indiciados, relacionados con anomalías en el pago de más de dos mil millones de pesos al convenio Andrés Bello, por temas de educación, hace más de 10 años.

En la parte de la acusación que alcanzó a agotar la Fiscalía se trajo a colación un documento firmado por la propia Secretaría Jurídica del entonces gobernador Osorio, donde se afirmaba que la suscripción de convenios de ese tipo, como el adelantado con el convenio Andrés Bello, no estaba reglamentada por la ley. (Lea: los líos del convenio Andrés Bello).

Se violaron los principios de selección objetiva. Los requerimientos técnicos del 24 de mayo de 2007 resultan ser posteriores a la fecha en que se suscribió el contrato. Todo indica que no hubo una fase de planeación propiamente dicha”, dijo el fiscal delegado que investiga a Osorio y a Barreto.

Audiencia de Barreto y Osorio

Audiencia de Barreto y Osorio. Foto: suministrada.

Por primera vez la Fiscalía determinó cuáles son los delitos en que habría incurrido el exgobernador Osorio: celebración de contratos sin el cumplimiento de los requisitos legales y peculado por apropiación en favor de terceros. Aún falta por conocer los hechos y elementos de prueba que existen contra el gobernador Barreto.

La próxima semana continuará la novela que tiene en vilo a todo el departamento y se sabrá si el actual mandatario y el exgobernador son objeto de algún tipo de medida restrictiva de la libertad o en qué condición judicial quedan.

Ya se habla de candidatos, nuevas elecciones, gobernadores encargados, cábalas, y alianzas de todo tipo.

Lo cierto es que tanto para Fernando Osorio como para Oscar Barreto podría aplicarse aquella frase popular de que “el pasado no perdona”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *