Gobierno nacional pone en duda procesos de contratación en la Gobernación del Tolima

GOBERNACION DEL TOLIMA

La secretaría de Transparencia cuestiona los modelos de contratación directa para evadir licitaciones.

La dependencia, indica a través de un estudio que se realizó en las 32 gobernaciones del país sobre el auge de los convenios por asociación, firmados con entidades sin ánimo de lucro, para efectuar procesos de alimentación a comunidades vulnerables o apoyo al adulto mayor.

Dicha modalidad no es ilegal, pero se estaría usando cada vez más para evitar llegar a los procesos de selección objetiva.

Concretamente en el Tolima, se ‘legalizaron’ por esa vía más de 30 mil millones de pesos, en la vigencia fiscal del año 2013.

Como efecto colateral de lo denunciado, renunció el director de la Oficina de Contratación de la Gobernación del Tolima, Pedro Luis Álvarez Benavides, quien admitió haber entregado información errónea a la secretaría de Transparencia de la Presidencia de la República.

Este es el segundo relevo forzoso que se da en la dependencia de Contratación en lo que ha transcurrido del mandato del gobernador Luis Carlos Delgado Peñón. El primero, se originó en 2012, cuando A la luz Pública denunció las extrañas maniobras con licitaciones en la Empresa de Aguas del Tolima, Edat, bajo la gerencia de Francisco Montoya, y el asesoramiento del polémico abogado Orlando Arciniegas Lagos. Las denuncias nunca fueron esclarecidas, ni merecieron investigaciones o reproche de los organismos de control. (Vea: Un carrrusel en el Tolima).

Pedro Luis Álvarez Benavides.

En casos similares en otras regiones del país la Procuraduría ha llegado a destituir a los funcionarios encargados de los procesos, pero en el Tolima, las investigaciones se archivan, prescriben o se agilizan al vaivén de las conveniencias políticas.