Gómez Gallo en frases

Luis Humberto Gómez Gallo (q.e.p.d.)

Luis Humberto Gómez Gallo (q.e.p.d.)

El dirigente político del partido Conservador, se caracterizó por su prudencia cuando de enfrentar temas álgidos se trataba. Sin embargo, a lo largo de su carrera política, generó grandes debates por sus declaraciones.

Una de las que mayor polémica causó en el Tolima, fue cuando se refirió al diario El Nuevo Día, del que dijo “que de manera sistemática venía realizando informes que lo atacaban sin los argumentos necesarios”, por lo que propuso, en una entrevista concedida al periodista Germán Acosta Ramos, de RCN La Radio, efectuada en el año 2006 que “con un grupo de empresarios de la región buscaré la forma de comprar ese periódico para terminar su funcionamiento”.

Sobre el mismo tema, el periódico de la capital, Gómez Gallo dijo: «los tolimenses no deberíamos comprar ese periódico, ni pautar en él«.

En esa misma época, y cuando se empezaba a hablar de sus presuntos nexos con personas al margen de la ley, Gómez Gallo se aventuró a decir “si la Corte Suprema de Justicia me abre así sea una indagación preliminar, renuncio. No tengo nada que ocultar”. Luego que la Corte avocara el conocimiento de su caso, Gómez Gallo se sometió al proceso que terminó con su captura, juicio y condena.

Otra de sus frases, la pronunció durante las investigaciones iniciales sobre sus presuntos nexos con paramilitares. Gómez Gallo, se refirió a la persona que atestiguó en su contra, Robinson Javier Guilombo Arroyo: «fueron a buscar una caleta con las agendas y no se encontró. Eso prueba que todo lo que ha dicho Guilombo es falso«.

En ese momento la Procuraduría pidió que el congresista no fuera condenado por concierto para delinquir.

Sobre su cercanía con Eduardo Restrepo Victoria, alias el  ‘Socio’, también el exsenador advirtió que nunca sostuvo reuniones con el narcotraficante: “yo sí vi a ese tipo llegar a Ibagué con un poco de plata. Pero cuando él entraba a un lugar, yo salía. Los ricos de Ibagué sí le recibieron plata”, aseguró el fallecido exsenador.

Gómez Gallo murió en diciembre de 2013 cuando disputaba un partido de squash en el Club Campestre de Ibagué, en momentos en que trataba de reincorporarse a la vida política, luego de haber sido condenado por presuntos vínculos con el narcotráfico y las autodefensas del Tolima.

 

Deja un comentario