Guerra de precios sacudirá grandes superficies de Ibagué

Local de Surtiplaza

Local de Surtiplaza. Tomada de Facebook.

Nuevos competidores con precios de locura amenazan a los comercios tradicionales.

Firmas como Surti Plaza o Justo & Bueno, han sacudido el panorama local de las ventas en grandes superficies, por lo baratos de sus precios en artículos de la canasta familias o procesados.

Surti Plaza tiene un local en el sector de El Salado, mientras que Justo & Bueno abrió tiendas en la calle 20 con Quinta, y en la avenida Pedro Tafur.

La clave es mercadear productos con marca propia o comprarles directamente a los productores, eliminando la cadena de intermediarios, lo que incide en el precio final al consumidor.

Yo compraba un litro de yogurt a 15 mil pesos en otro almacenes. Fui al supermercado de El Salado y el mismo litro estaba a cinco mil pesos”, le dijo un taxista a este medio.

Mire este ejemplocompro la comida de mi gato en 2.550 pesos en un supermercado de La Pola. Pero el mismo producto, está mil pesos más caro en un local de cadena, de la calle 14. Eso no puede ser”, le dijo Luis Devia a esta redacción.

Sin duda estos nuevos competidores harán a los locales o firmas tradicionales replantear su modelo de negocio para no perder clientes y mantener sus balances altos e indicadores económicos aceptables.

Local de Justo & Bueno

Local de Justo & Bueno. Foto: AP.

La innovación de Surti Plaza

El local, ubicado al norte de Ibagué, genera 130 empleos directos, la mayoría para habitantes de los barrios circundantes.

La firma, es propiedad del grupo Dsierra y estaría contemplando abrir otras sucursales en la ciudad.

Wilson Tobar Salcedo, gerente financiero de Dsierra le dijo al diario El Nuevo Día que entre sus objetivos está “ser competitivos en una oferta de verduras, frutas y carne. No nos interesa ganarnos el 40 o 50 por ciento de margen, sino lo normal, entre un 13 o un 14 por ciento que es lo común. Cuando colocamos esos precios sobre los de un productor, pues obviamente lo que ofrecemos al público son precios muy económicos”.

Lo que ofrece D1

El modelo de precios locos también ha funcionado en otras ciudades para firmas como D1, propiedad del grupo Santodomingo, que se ha expandido en otras capitales. Se desconoce si D1 eventualmente aterrizaría en Ibagué.

D1 tiene 500 tiendas en todo el país y para 2017 abriría 200 locales más, según informó el diario económico Portafolio.

“Crecemos tanto porque el modelo ha tenido muy buena aceptación y la gente puede tener la seguridad de que los precios que manejamos son los mismos. No tenemos diferenciales, es estándar a nivel nacional. La calidad es igual en todas partes. Tenemos, 5.000 empleados, en promedio seis a ocho personas por tienda”, le dijo a la publicación Carlos Londoño, presidente de Valorem, firma asociada a Santodomingo.

En Medellín, en locales D1 se consigue vino chileno a 11 mil pesos la botella, o crema Colgate, en presentación grande, a $3.800, precios muy inferiores al resto de la competencia.

Deja un comentario