Hablan familiares del policía fallecido en Mocoa

Desiderio Ospina

Tragedia del sur del país también enluta al Tolima.

Desiderio Ospina Otavo, 23 años, un patrullero de la Policía oriundo del municipio de Guamo, murió en la tragedia invernal de Mocoa (Putumayo).

La última vez que su familia oyó su voz fue en la noche del viernes cuando llamó a sus padres que residen en la vereda Rincón Santo, de Guamo.

“Siempre me decía que en Putumayo llovía mucho”, afirmó su padre Enrique Ospina, un cultivador de arroz.

“Él iba en un carro de la Policía y se bajó para rescatar a una niña de 12 años, pero una corriente de agua los arrastró a los dos”, aseguró el padre de familia.

La última vez que hablaron fue el viernes pasado a las 10 de la mañana cuando el policía llamó a la casa de Guamo.

“El cumplía los 24 años en mayo y ahora no lo tenemos con nosotros para celebrar”, señaló el padre de familia.

Hace cinco años les dijo a sus padres que quería ser Policía. Don Enrique al instante le contestó: “nosotros lo apoyamos”.

Hizo el curso en la escuela de Policía Gabriel González, de Espinal, donde se destacó por el compañerismo y mantuvo calificaciones altas en sus estudios y entrenamientos.

“Desiderio siempre fue buen estudiante, con buenas notas se destacó en el bachillerato y en el curso de policía”, dijo su papá.

“Hablamos un minuto y me dijo que llovía mucho por Mocoa y toda la región de Putumayo”, señaló su hermano Yojan Ospina.

Dijo que era un joven bueno que ayudaba a sus padres. “Todos los meses mandaba dinero para mis papás”, señaló otro de sus hermanos.

Desiderio visitó a sus padres a comienzos de marzo y aprovechó para compartir con la familia y sus vecinos.

“Jugamos fútbol y fuimos a la zona urbana a visitar amigos”, señaló una hermana.

Su tía María Cristina Ospina señaló que en la familia todos le decían con cariño ‘Cheíto’.

“Cheíto era un hijo excelente, fue de esas personas que daba la vida por los demás”, aseguró su tía María Cristina.

Deja un comentario