Hijos ‘ilustres’ de Purificación

En el ámbito nacional, la localidad tolimense sonó más por los escándalos que por lo pujante y positivo de sus gentes. 

La villa ilustre de Purificación, ha sido cuna de importantes ciudadanos, como el exgobernador Eduardo Aldana, compositores, escritores y poetas.

Pero otros purificenses hiceron ruido allende de las fronteras por escándalos e investigaciones judiciales. Desde la época del ‘Cabezón’ Useche, que presuntamente sustrajo los microfilms donde reposaban los originales de los contratos que enredaban a Alberto Santofimio en la Cámara de Representantes, lo que permitió la libertad del exministro, se viene hablando de Purificación, y no siempre en buenos términos.

Acá un repaso por algunos hijos ilustres de Puri:

Carlos Ariel Sánchez

Carlos Ariel Sánchez

El registrador nacional, se mantiene en el cargo, pese a que ha sorteado varios escándalos. Era socio de una empresa que ofrecía mejorar resultados a candidatos perdedores. Fue acusado de violar la ley seca en elecciones, al ofrecer licor a periodistas en el centro de cómputo de unos comicios. Recientemente se conoció que la Dijín y otras autoridades, efectuaban rastreos a sus cuentas, llamadas, y movimientos financieros. 

 

Henry Villarraga

Henry Villarraga

El exmagistrado del Consejo de la Judicatura, renunció en medio de la denuncia periodística que indicaba que le iban a pagar “400 palos”, para trasladar un proceso de la justicia ordinaria a la penal militar. También, está siendo investigado por el ‘carrusel de las pensiones’, que defraudó al Estado en más de trece mil millones de pesos, al nombrar y hacer pensionar en tiempo récord a magistrados auxiliares que laboraron en la Judicatura. Se le conoce en Purificación como el ‘Diablo’.

Hipólito Moreno

Hipólito Moreno

El exconcejal de Bogotá aceptó cargos por el ‘carrusel de contratos’, y aunque será condenado no irá a la cárcel, ya que padece de una enfermedad terminal. En un solo contrato en el que participó en el Distrito, en el de las ambulancias, le dieron el diez por ciento de comisión, de un total de seis mil millones de pesos. Hace falta por esclarecer su participación en otras mordidas, así como sus vínculos con el Tolima, como cuando el exdiputado, periodista e historiador Edgar Antonio Valderrama promovía su campaña a la Asamblea con carteles que decían “Hipólito Moreno, presente”.

Quizá quedaron faltando purificenses en la lista, como el tristemente célebre exdiputado Nofal Aldana, condenado por contratos irregulares. Lo cierto es que en 2015, el nombre de Purificación seguirá alborotando el ámbito nacional, y no siempre para orgullo del Tolima.

Deja un comentario