Humberto Albarello Bahamón, un funcionario probo y temible

Imagen: tomada de Twitter.

El país está sediento de funcionarios judiciales probos, dinámicos, experimentados y llenos de contemplativas en la misión de darle a cada cual lo que merece. Humberto Albarello Bahamón es precisamente uno de los funcionarios probos, con mucha mística en la misión de aplicar la justicia y a su vez es temible.

El carácter de temible se producía al impartir la cátedra de Derecho probatorio con un tono fuerte reclamando que los abogados deben contribuir con honestidad, tenacidad, disciplina y eficacia en sus servicios profesionales.

Qué gran educador es el doctor Humberto. Así como es temible en clases también lo es en la administración de justicia, pero siempre actuando con humanidad, solidaridad, apoyo y fiel a la misión de aplicar la justicia. Es un gran jurista.

Desde el programa de Derecho lo recordamos bastante y por ello resulta útil citar por este medio varias de sus frases que fueron compartidas en clases. “De nada sirve tener suficientes conocimientos de derecho procesal, si no sabe cómo probar”, “el derecho probatorio es la columna vertebral del derecho procesal, no nos digamos mentiras”, “vale tanto no tener el derecho como no saber probar o no poder probar”, son algunas de esas ideas que se recuerdan.

Doctor Humberto, mis respetos.

Por: Carlos F. Forero Hernández
Litigante y docente.

Deja un comentario