¿Hurtado quiere mostrar renovación pero se rodea de la manzanilla local y nacional?

Imagen: tomada de Twitter.

Varias lecturas dejó el recibimiento del ingeniero en el partido Conservador.

Encabezados por el presidente del Directorio del conservatismo, Hernán Andrade, varios dirigentes nacionales, y regionales de esa colectividad, le dieron la bienvenida a Andrés Fabián Hurtado Barrera, el exsecretario del gobernador Oscar  Barreto y quien se perfila como candidato a la Alcaldía de Ibagué.

Hurtado, con pasado reciente y militancia en el liberalismo de Mauricio Jaramillo y Rubén Darío Rodríguez, llegó al partido azul, luego de pasar por cargos de importancia y dirección como el Ibal, el Aeropuerto Perales y la Secretaría de Infraestructura del Tolima.

Líderes de barrio reconocen en Hurtado su buen carisma y don de gentes para servir a la comunidad. Su oficina siempre estaba con las puertas abiertas para quien quisiera ir a buscarlo.

Y aunque es joven y una cara nueva en la política, quizá Andrés Hurtado envía el mensaje contrario al hacerse ‘bendecir’ por Hernán Andrade, el campeón de la manzanilla nacional, y quien lleva lustros contribuyendo al atraso no solo de su natal Huila, sino de la región tolimense, donde aterrizaba por épocas, y en cada proceso electoral se llevaba más de 10 mil votos, sin traer a cambio obras y realizaciones.

Le puede interesar: Andrade le cede el puesto a su hermana.

Conocedores de la filigrana de la política, afirman que Andrade no hizo gratis el ‘favor’ de darle entrada a Andrés Hurtado en el conservatismo, sin antes haber recibido mermelada, puestos o contratos de la administración de Oscar Barreto. Es decir, se sigue girando a costa del erario y de la chequera estatal, en este y anteriores gobiernos, tema de nunca acabar en la política tolimense.

Ni hablar de los dirigentes locales que rodean a Hurtado en la foto: maestros eximios de la puerta giratoria entre los contratos, los cargos y la actividad política, un círculo vicioso que se repite con tristeza en el Tolima, donde parece que no se graduaran profesionales de las universidades ni hubiese personal fresco y renovado para contratar en la Administración Pública.

Le puede interesar: la puerta giratoria.

El reto para Andrés Hurtado es enorme, pero con las primeras de cambio, y con la maquinaria de Oscar Barreto a cuestas, sin duda no hay que esperar una campaña o un discurso con matices renovadores, para una ciudad como Ibagué que requiere con urgencia un giro hacia la innovación y el desarrollo.

*Este es un editorial de A la luz Pública.

2 comments

  1. Juancho Díaz

    ¿Acaso ya explicó por qué puso en peligro la seguridad de los usuarios del Aeropuerto Perales seguramente a cambio de tres pesos? ¿no?, ¿cierto que no?…

  2. Pingback: El ‘pago’ del aval de Andrés Hurtado: puestos para Andrade – Del Tolima

Deja un comentario