Ibagué protesta por avalúo catastral

Toda una polvareda se levantó en Ibagué por la actualización catastral que realizó el Instituto Geográfico Agustín Codazzi.

Buena parte de los ciudadanos han levantado su voz de protesta pues consideran que los nuevos avalúos son exagerados y muy elevados.

“Mi casa estaba avaluada en 30 millones de pesos y con el nuevo avalúo pasó a 50, con un aumento del 40 por ciento”, afirmó Rosa María Pinzón, habitante de la zona norte de la ciudad y agregó que, para pagar el predial de este año, “me tocará empeñar los electrodomésticos en una prendería”.

“No tengo plata, vivo de una pensión escasa que solo me da para comer y sostenernos con mi esposo”, dijo la ciudadana.

Otros ciudadanos afectados narraron que los avalúos quedaron por las nubes y culparon de esta situación al Igac pues creen que existen problemas técnicos.

“Una casa, que antes costaba 100 millones, de la noche a la mañana no puede pasar a 200 millones con un aumento del 100 por ciento en el avalúo”, aseguró Julia, un ama de casa que está lista para iniciar la reclamación en el Igac.

“Yo pienso que u bien inmueble no se valoriza o sube de precio de esa manera tan exagerada y si el Igac mela compra en lo que ellos la avaluaron, pues se la vendo”, afirmó un habitante del sector de La Pola.

Las denuncias por estos aumentos elevados fue entablada inicialmente por Mónica Patiño, presidenta de la Red Nacional de Veedurías, entidad adscrita a la Presidencia de la República.

La veeduría denunció posibles irregularidades y hasta aseguró que el Igac seccional Tolima fue entregado por el gobierno nacional a Ángel María Gaitán, quien al parecer convirtió la entidad en un fortín político.

Mauricio Mora, director del Igac en Tolima, señaló que la ciudad estaba en mora de la actualización catastral pues existen infinidad de predios mejorados.

“Detectamos 10.000 nuevos predios pues la ciudad ha venido creciendo en todos los sectores”, dijo el funcionario que hoy está en el ojo del huracán.

La actualización catastral está sustentada en la Ley 14 de 1983, que permite a los municipios hacer ese procedimiento cada cinco años y en Ibagué el último alcalde que la ejecutó fue Jesús María Botero.

El Instituto Geográfico Agustín Codazzi señaló que la actualización está en vigencia desde el primer día del 2018.

Entre tanto, el alcalde de Ibagué Guillermo Alfonso Jaramillo indicó que contra viento y marea se hará la actualización y que los contribuyentes deben pagarla.

El secretario de Hacienda, Juan Espinosa, dijo que los ibaguereños presionaban por obras públicas, vías y parques pero que a la hora de pagar en retribución “eran tacaños”.

Deja un comentario