Ibagué tendrá cobro de valorización

Calles de Ibagué

El Concejo le dio el sí a un proyecto de acuerdo que generará polémica en la ciudad ya que toca el bolsillo de los ciudadanos.

Se trata del Estatuto de Valorización para comenzar a implementar el cobro de obras que debe adelantar la Alcaldía con urgencia con el fin de generar desarrollo y dinamizar la economía.

La votación fue de 17 votos a favor y dos en contra que corresponden a los concejales Carlos Portela y Humberto Quintero, quienes siempre se opusieron a su aprobación.

Lo cierto es que los cobros empezarían a operar en el 2018 o posteriormente cuando el Estatuto y los estudios económicos de la ciudad sean realizados en su totalidad.

Una de las obras que seguramente se financiaría con valorización, sería el Sistema Estratégico de Transporte Público.

El sistema estratégico de transporte público solamente era viable con la aprobación del Estatuto de Valorización”, afirmó el secretario de Hacienda, Juan Espinosa, y agregó que para esta obra el municipio puede comenzar a ejecutar las obras que le competen.

El municipio debe aportar el 30 por ciento del costo total de la obra y está avaluada en unos 400 mil millones de pesos, pero con valorización estarían asegurados más de 100 mil millones para su financiación”, dijo Espinosa.

Otras obras que se harían con valorización serían el Plan Maestro de Acueducto y Alcantarillado, que está colapsada y alcanzaría un valor de 350 mil millones.

Así mismo, la reparación de la malla vial que tiene un costo de 400 mil millones de pesos que podría ir posterior al sistema estratégico.

Las grandes necesidades del municipio están fuera del alcance de sus recursos propios para su financiación”, aseguró el Secretario de Hacienda de Ibagué, y agregó que el proyecto tuvo una aceptación bastante alta en el Concejo al obtener 17 votos a favor.

“Hemos dado un gran paso y no hay duda en el manejo eficiente de los recursos que se harán a través de fiducia«, dijo, y aclaró que la contribución se puede cobrar antes de la obra, durante la obra y después de terminada.

Lo cierto es que esto apenas comienza y el alcalde se ha comprometido a cobrar el impuesto pero solamente cuando las obras estén concluidas.

Opositores han dicho que el cobro es contraproducente en una ciudad con alto índice de desempleo donde abunda la ocupación informal en las calles.

Deja un comentario