Imputarán cargos al gerente de Velotax

Pedro Pablo Contreras

Pedro Pablo Contreras

El empresario Pedro Pablo Contreras, será acusado ante un juez de garantías de Ibagué, por una presunta falsedad en documentos.

La resaca que sufren los ibaguereños los días posteriores a las fiestas del folclor, vendrá representada en forma de acusación penal en contra del gerente de Velotax, quien tendrá que acudir ante la Jueza Séptima de Garantías, el próximo tres de julio.

El Fiscal Dieciocho Seccional, lo acusará de la presunta comisión del delito de Falsedad en Documento Privado, en hechos ocurridos con la adulteración de instrumentos públicos para vender unos bienes de la sociedad.

Lo cierto es que las tensiones estallaron en la firma transportadora desde el año 2011, cuando el Consejo Directivo de la entidad, lo removió del cargo, arguyendo que por su avanza edad y presuntos malos manejos, no era competente para dirigir Velotax. Pero luego, un fallo judicial invalidó la decisión y Contreras Jiménez se reintegró a la gerencia.

La jueza que validó ese procedimiento, la letrada María Victoria Sánchez Guzmán, fue denunciada ante el Consejo de la judicatura, y otras instancias, pero las investigaciones fueron archivadas a su favor.

Hace pocas semanas, transportadores y socios realizaron un cese de actividades y paralizaron las actividades de despacho y venta de tiquetes, por la pretensión de entregarle parte de los servicios de la empresa a un particular, con un contrato cuestionado. La normalidad regresó, luego de la salida del directivo Jairo Pinilla, lo que reclamaba el bloque opositor a Contreras y sus amigos.

Pedro Pablo Contreras, con noventa y dos años de edad, es investigado en el sumario con radicación 2011- 02499, pero los abogados que lo denunciaron están pidiendo a la Fiscalía que extienda su acusación contra el empresario del transporte por el ilícito de Fraude Procesal.

Un fiscal de hierro

El fiscal a cargo de la indagación, Quirov Leonidas Rojas Oviedo, ocupó la coordinación de la Unidad de Reacción Inmediata de la Fiscalía, y fue fiscal de los grupos Gaula de la Policía y el Ejército.

Desde hace años es conocido en Ibagué por develar tramas de corrupción y casos intrincados: sus investigaciones permitieron lograr la condena del coronel Joaquín Aldana, encontrado responsable de la muerte de su esposa; y también por haber desmantelado la organización del ‘Señor de la B’, responsable de más de una veintena de asesinatos y de sustituir a alias el ‘Socio’, en el negocio de la narcotráfico en esta región del país.

Incluso por su trabajo, Rojas Oviedo ha recibido amenazas de oscuros sectores.