Indiferencia, la peor enemiga de los animales

Rescate de un canino en condición de desnutrición y abandono.
Ella es “Tavita” uno de los tantos animales de nuestro país que sufre la indiferencia y el maltrato de los seres humanos. Esta canina fue encontrada en condiciones lamentables el pasado 27 de mayo en barrio especial “El Salado”, cerca al parque “Los Venados”.

Su cara solo reflejaba el dolor de años de maltrato, su piel lacerada producto de ácaros y e infecciones propias de la desidia y su evidente estado de desnutrición y deshidratación no le daba ni para caminar. Los que pasaban a su alrededor presagiaban lo peor.

Los andenes y calles de la veraniega población siempre su casa, nunca importó las altas temperaturas propias del sector ni las largas jornada sin comer ni tomar agua. Tavita se aferraba a un milagro.

El canino no se vio más por la zona, algunos alcanzaron a confirmar la muerte del individuo y la otra mitad jamás la extrañó. La perrita fue sacada de allí un buen día, no importó su condición ni apariencia, la única idea de una pareja de ciudadanos, que prefieren esconder su identidad era salvar la vida del can.

El parte médico de los veterinarios confirmaron un alto grado de desnutrición y de deshidratación, infección en la piel, ampollas en su boca y heridas en extremidades inferiores. Para los que tienen mascotas saben que este tratamiento es costoso y de mucho cuidado; allí la pareja amante de los animales emprendió su otra gran cruzada…conseguir los recursos que pondrían a Tavita a salvo.

Luego de tocar puertas, hacer rifas, pedir prestado y endeudarse lograron junto con “Misión Animal”, buscar los recursos que le permitió a perrita volver del más allá.

Poco a poco la perra fue cobrando energías y su salud mejoró luego de su vida en El Salado. El cariño de sus cuidadores y el compromiso por sacarla adelante hizo que ella volviera confiar en las personas; algo difícil hasta para los humanos.

A pesar de los esfuerzos y cuidados no han sido suficientes, sus años de abandono y enfermedad le pasa cuenta de factura a animal, y nuevamente su salud se ve deteriorada.

En estos momentos, la falta de recursos económicos no hace posible el proceder veterinario, por esta razón su cuidador, está realizando diferentes actividades para recolectar dinero y así brindarle el tratamiento adecuado. Si desean ayudar a Tavita se pueden comunicar al siguiente número: 3172811152.

Es de resaltar, que con este caso y otros tantos que se presentan a diario, Cortolima en su compromiso de cuidar y respetar la vida hace un llamado a no seguir siendo indiferentes con los animales sean silvestres o no. Por eso envía un extenso mensaje de amor y protección a los seres sintientes.

Deja un comentario