Ingeniero sancionado, aparece como ganador de licitación en el Ibal

Ibal

Se le excluyó del registro de proponente de la misma entidad.

El ingeniero Jorge Iván Riaño Jaimes fue calificado como ganador de la licitación de emergencias del Ibal por el comité evaluador que integra el expersonero de Ibagué Tirso Bastidas, el ingeniero Harold Rodríguez Sánchez director operativo, y Luz Marina Yara, jefe de la sección de contabilidad de impuestos, pese a estar excluido del registro de proponentes del Ibal desde el pasado 20 de enero de 2017, en virtud a la calificación de 1.8 recibida en el contrato 73 de 2015, contratado en el último año del periodo del exalcalde Luis H. Rodríguez y cuyo objeto era también la atención de emergencias que hoy se licita.

La calificación obtenida se basó por el incumplimiento reiterado de obligaciones contractuales, probado con los múltiples requerimientos del supervisor, ingeniero Juan Carlos Núñez e interventor del contrato consorcio Interobras casos como: el pago tardío de seguridad social y parafiscales de empleados, la falta de elementos de seguridad y dotación del personal, la no señalización de la zona intervenida, no resolver la emergencia en tiempo, entrega tardía de informes y actas, cambio de materiales por mala calidad.

El ingeniero Riaño Jaimes, pese a conocer que la sanción permitía controversia, no ejerció el derecho dentro del término otorgado, permitiendo entonces que desde el 20 de enero de 2017 quedara en firme.

Hoy, en forma tardía, pretende levantar tal sanción por vía de tutela presentada por el abobado Javier Alejandro Mayorga ante el Juzgado Décimo Civil Municipal de Ibagué, apelando a la vulneración del derecho de defensa.

El abogado Luis Felipe Aranzalez, respondió dicha acción de tutela como apoderado del funcionario público Juan Carlos Núñez, jefe de la división técnica de acueducto del Ibal, pidiendo al juzgado que se declare improcedente dicha acción, ya que resulta contrario al principio de inmediatez y subsidiariedad que los demandantes utilicen esta acción para suplir el descuido de no controvertir la calificación en el tiempo otorgado y por otro lado, obviando las acciones contenciosas que dispone la ley para estos casos.

El Ibal fijó para la adjudicación el día seis de marzo de 2017, pero se desconoce el criterio que utilizará pues hasta ahora ha dado como ganador al ingeniero Juan Carlos Riaño, contradiciendo los mismos documentos oficiales emitidos que lo excluyen de la participación, pero que el comité evaluador ha omitido dar aplicación, donde expertos señalan que ha debido calificarse a este proponente.

Otro síntoma más de las anomalías que vienen ocurriendo al interior del Ibal, y en la gerencia del cuestionado ingeniero José Alberto Girón. Ojalá el alcalde Jaramillo y los entes de control tomen nota sobre el particular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *