Interventoría de las obras del Parque Deportivo advirtió a tiempo a la Alcaldía de Jaramillo y a la de Luis H.

El patinódromo no se concluyó.

Sin embargo señalan al gobierno Jaramillo de acción tardía en la sanción a los contratistas.

Hace pocos días fue noticia la confirmación de la multa impuesta por el Imdri a la Unión Temporal Parque Deportivo, en cuantía de $14 mil 210 millones, por el manejo irregular del anticipo recibido para las fallidas obras de los Juegos Nacionales 2015. Para algunos, la noticia llegó demasiado tarde.

La multa, la deberán cancelar Vera Construcciones Sucursal Colombia, Construcciones y Obras de Ingeniería Civil, Benjamín Tomás Herrera Amaya y La Previsora S.A., al no legalizar dicha suma del total del anticipo recibido de parte del Imdri, esto es $14 mil 210 millones para la construcción de escenarios en el Parque.

Pero 17 meses antes de hacerse efectiva la multa, el 14 de abril de 2016, la Interventoría de las obras del Parque, adelantada por las empresas LKS (española) y Diego Fonseca Chávez, había advertido al Imdri sobre el abandono de las obras por parte de los contratistas y los pasos a seguir para aplicar las cláusulas, multas y decretar la caducidad del contrato.

Es de recordar que el seis de abril del año pasado, las firmas contratistas abandonaron las obras sin terminar dejando a la intemperie estructuras metálicas, en concreto, el patinódromo a medio hacer, y hasta cuentas por pagar con proveedores y empleados.

En un oficio dirigido a Diana Cepeda, gerente del Imdri, la Interventoría señala que la liquidación y caducidad del contrato se debería haber dado “dentro del plazo contractual el cual vence el 30 de mayo de 2016”, ya que se han cumplido varias causales de incumplimiento a pesar “de que el contratista estaba plenamente financiado”, y no había lugar a una mora justificada o parálisis en las obras.

De haberse procedido así por parte de la Alcaldía, hoy habría algo terminado en el Parque o al menos las obras estarían andando, como lo señala el oficio de la Interventoría: “la declaratoria de caducidad permitirá la toma inmediata de la posesión de la obra para ser concluida por un tercero, incluso con la aseguradora de llegar a un eventual acuerdo con ella”.

La Interventoría también le advirtió al Imdri sobre la ‘jugada’ que haría la Unión Temporal para recusar al Instituto con lo que “la entidad perdería competencia para declarar en forma unilateral la caducidad del contrato o su incumplimiento”. Es decir, a sabiendas, el Imdri no actuó contra las empresas que se llevaron el dinero del Parque Deportivo.

En efecto, en marzo pasado los contratistas recusaron al alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo y a la gerente del Imdri, con lo que el proceso tardó siete meses en el traslado de recursos en la Procuraduría y en el Consejo de Estado. Y las obras paradas, sin poder moverse siquiera un ladrillo, pese al clamor de ligas y deportistas. Finalmente, esas instancias ratificaron que no había conflicto de intereses de los funcionarios de Ibagué para entrar a sancionar a la Unión Temporal.

LKS y Diego Fonseca también pidieron al Imdri la aplicación de la sanción penal estipulada en el contrato de obra, es decir, el 30 % del valor total del contrato. Se sugirió además la declaratoria de los siniestros de incumplimiento, de mal manejo y de incorrecta inversión del anticipo; pero nada de esto ocurrió.

¿Y la demora a qué obedeció?

El abogado Rodolfo Salas, quien actúa como representante de las víctimas en el zarpazo de los Juegos Nacionales, le dijo al diario El Nuevo Día sobre el porqué de la demora en la toma de acciones.

Si a nosotros nos recusaron fue también por la interventoría. Además, la caducidad la debieron hacer ellos, recomendado desde el momento en que incumplieron con las obras en 2015 y no esperar hasta que abandonaran la obra el 6 de abril de 2016. Además, yo les pedí el informe de caducidad del contrato en febrero de 2016 y por qué desde febrero se esperaron hasta abril (a hacer la recomendación). Tal vez se dieron cuenta que el contratista abandonó las obras, los dejó botados y se ven ellos en responsabilidad como interventoría y ahí sí enviaron oficios, pero oficios tardíos para qué”.

La liquidación del contrato del Parque ya la tenemos. Jurídicamente no se puede liquidar hasta cuando no cierre el procedimiento. Por el simple hecho de que una valla me diga ‘Ya’ yo no puedo pasar por encima de la ley”, dijo Salas en relación al colectivo que pide Escenarios Ya para la capital tolimense, luego de casi dos años de notable deterioro de los existentes.

Así luce en la actualidad el Parque Deportivo. Fotos: El Tiempo.

Corrupción en la adjudicación de la interventoría

Apenas la Fiscalía comienza a ahondar en los malos manejos que hubo en la ejecución de las obras y en el remedo de escenarios que empezaron a hacer para disimular y llevarse los anticipos. Hoy, se ha documentado bastante la forma en que Typsa se hizo con el contrato de diseños pagando coimas y sobornos.

En las últimas capturas relacionadas con los Juegos se conoció que la firma Typsa, por medio de su director técnico, Carlos Alberto Ramírez Quintero, buscó a LKS y le ofreció la interventoría de los contratos del Parque Deportivo y del Coliseo de la calle 42.

Según la Fiscalía, Ramírez Quintero y Jorge Orlando Navarrete (también preso), contactaron al representante de LKS, Javier Rojas Elizalde, y le pidieron el 13 % de comisión a cambio de recibir la Interventoría. De esa suma, el 10 por ciento iría para el abogado Orlando Arciniegas, y lo restante se repartiría entre Carlos Alberto Ramírez y Orlando Navarrete.

La Fiscalía dio a conocer que esos dineros los recibieron Antonio José Acosta Olano y Ana María Acosta Fajardo. La dama, era para la época la compañera sentimental de Ramírez Quintero.

Carlos Alberto Ramírez Quintero fue enviado por un juez a un centro de reclusión. Queda por conocerse la suerte jurídica de los prestanombres que le ayudaron a ‘blanquear’ el dinero, así como si la Fiscalía enfilará baterías hacia el interventor en una próxima fase de la corrupción de los Juegos Nacionales 2015, el saqueo de una ilusión para cientos de deportistas y jóvenes que hoy entrenan en piscinas y canchas prestadas, deambulando por ahí, esperando con ansia que algún día regresen sus amados escenarios.

Deja un comentario