Invasión de Caracoles Africanos en vereda de Alvarado, Tolima

caracol_africano

Lugareños se encuentran preocupados por la creciente proliferación del molusco en una finca de la vereda. 

Campesinos de la vereda la Chumba del municipio de Alvarado, piden ayuda a las autoridades ambientales para que realicen el control a esta especie que invade la finca llamada Llanitos, la cual se encuentra contiguo a la escuela de la zona, donde estudian al rededor de 25 niños y niñas.

«Hace como tres años llevaron dos caracoles, y ahora eso esta invadido por esos ‘bichos’, uno los ve por todas partes, hasta cerca del nacimiento de agua que hay en esa finca«, asegura un lugareño.

La preocupación y el llamado que hacen los habitantes de La Chumba, no es para menos, este molusco se reproduce cada 20 días y podría rápidamente invadir toda la vereda, poniendo en riesgo la salud de las personas y los animales que habitan en éste lugar.

¿Por qué es peligroso?

Esta especie es nativa de África y, como toda especie introducida, trae una problemática asociada porque no tiene depredadores naturales que controlen sus ciclos de reproducción.Como consecuencia, se expande y desplaza a las especies nativas, desequilibrando el ecosistema.

El caracol africano está incluido entre las cien especies exóticas invasoras más dañinas en el planeta. Adquiere los parásitos de los ratones y los trasmite por medio de su baba a los animales y humanos. Se alimenta de prácticamente todo: material vivo (plantas, líquenes y hongos), materia orgánica en descomposición (plantas, animales y basura), heces, derivados de plantas como el papel y el cartón.

Por lo general, el verano los obliga a camuflarse entre vegetación, escombros, vasijas, solares abandonados y en las casas, pero vuelven a reaparecer cuando regresa el invierno.

Por esta razón, cuando se detectó por primera vez su presencia en Colombia, el Ministerio de Ambiente emitió la resolución 0848 del 23 de mayo de 2008 –que fue luego actualizada en la resolución 654 de 2011-, en la que se expiden las medidas que deben asumir las autoridades ambientales para prevenir, tratar y manejar el molusco invasor.

Recomendaciones para el manejo del caracol gigante africano:

  1. No tocar los caracoles y evitar el contacto con la baba, especialmente en ojos, nariz y boca. Si lo toca, lavar inmediatamente.
  2. No consumir, ni manipular productos de caracoles que no están autorizados por las autoridades competentes, verificando la procedencia de estos.
  3. No utilizarlo como carnada, mascota o adorno.
  4. Eliminar de los jardines restos de madera, tejas y ladrillos o elementos que puedan ser utilizados como refugio por el caracol.
  5. En caso de ser necesario, tomar los caracoles con guantes impermeables, tapabocas y colocarlos en una bolsa, meterlos en agua con el agregado de sal común y enterrarlos. Los guantes utilizados deben ser desechados.

[tribulant_slideshow gallery_id=»66″]

Deja un comentario