La Casa Char, un concejal de Ibagué y la CCI

Diseño: A la luz Pública.

Maniobras políticas evidentes y no tan ocultas de la Cámara de Comercio de Ibagué.

En noviembre de 2020, y según refirió el espacio Pulso Político de la emisora Ondas de Ibagué, arribó a Ibagué el senador de Cambio Radical y alfil de la Casa Char, Antonio Zabaraín. El congresista atendía a líderes locales en el hotel Estelar. Las personas que realizaban el filtro y daban acceso a Zabaraín fueron: Germán Castellanos y el concejal de Ibagué Miguel Alexander Bermúdez Lemus, entre otros.

Se sabe también que Bermúdez ha viajado varias veces a Barranquilla y funge como una especie de enlace o compromisario. En 2020 también fue recibido en la Arenosa, por la gobernadora del Atlántico (Elsa Noguera) y el alcalde de Barranquilla (Pedro Pumarejo), el alcalde de Ibagué, Andrés Hurtado, lo que indicaría una alianza entre la Casa Char y la Casa Barreto, de cara a las elecciones a Congreso de 2022 y las presidenciales del mismo año.

Le puede interesar: Colonización de los Char en el Tolima.

El concejal de Ibagué Miguel Bermúdez fue inscrito y ‘camuflado’ en 2019, en la lista de Juntos por Ibagué (movimiento alterno del Liberalismo), donde obtuvo la curul con 2.114 votos. Se sabe, por fuentes de la misma asociación gremial, que en la campaña se destinaron recursos y personal de la CCI para apuntalar la nominación del dirigente. Bermúdez es muy cercano a la coalición mayoritaria de la Junta Directiva de la Cámara de Comercio. Una vez con la credencial en la mano, dio el ‘grito de independencia’ y se declaró en libertad y sin jefes políticos.

Le puede interesar: Cámara Ardiente.

En 2020 Miguel Bermúdez, junto con otros quince ‘eximios’ y ‘sacrificados’ concejales se entregaron a la Administración de Hurtado: eligieron presidente, secretario del Concejo, contralor, aprobaron cupos de endeudamiento y otras iniciativas del Ejecutivo. También, terminaron entregados a la Casa Barreto y haciendo la genuflexión respectiva al jefe máximo del grupo, el exgobernador Oscar Barreto Quiroga.

Imagen: tomada de Twitter.

En palabras de un cabildante de la oposición, fueron tan obsecuentes y convidados de piedra en el control fiscal “como si hubiesen tenido un tapabocas más efectivo que un N-95”, hablando en términos de la pandemia.

Otras incursiones en política de la Cámara de Comercio de Ibagué

Por años, gremios como la CCI, Fenalco, ANDI, ADT y otros han trabajado en llave con los gobiernos de turno, poniendo no solo amigos y relacionados en cargos clave sino derivando millonarios recursos con estudios, diagnósticos, convenios interinstitucionales y otros.

Fruto de lo anterior se ha dicho por años en círculos académicos que Ibagué y el Tolima “son las regiones más sobre estudiadas y diagnosticadas de Colombia”, con lo que se debe pasar ya a la ejecución y plena materialización de los proyectos e iniciativas.

Pero a continuación traemos las ocasiones en las que directamente la Cámara ha tratado de incidir en los debates electorales:

 

Imagen: El Tiempo.

En 2014 se ventiló que el entonces director ejecutivo de la CCI, Silverio Gómez, quería presentarse como candidato a la Gobernación del Tolima, en los comicios de 2015. Gómez fue destituido del cargo por su misma junta directiva.

Le puede interesar: CCI trafica con bases de datos.

 

Imagen: tomada de Facebook.

En 2017 se conocieron las intenciones del director ejecutivo de la época, Luis Alfredo Huertas, de lanzarse a la Alcaldía de Ibagué. El joven tecnócrata se aburrió en Ibagué, harto de manejar recursos, burocracia y de ganar una bicoca de sueldo (sin mucho esfuerzo). Renunció y se fue a vender autos a una concesionaria.

 

Imagen: suministrada.

En 2019 llega a la presidencia de la CCI Brian Bazín Bulla, exconcejal de Ibagué y directivo por varios años de la regional del Sena, Tolima. Es el mismo del bono millonario de $40 millones, en diciembre pasado, en plena pandemia y con los comerciantes quebrados y cerrando sus negocios a causa de la crisis económica del coronavirus.

Le puede interesar: CCI más de lo mismo.

En 2019 sonó para la aspiración de Alcaldía de Ibagué el joven integrante de la Cámara, Andrés Sierra. Este declinó y se sabe que se sumó a las campañas de los aspirantes de la Casa Barreto, Andrés Hurtado y Ricardo Orozco, pese a que estuvo en un principio con la frustrada nominación de José Barreto Castillo.

En el mismo 2019, la CCI obtiene la credencial del concejal Miguel Bermúdez.

Vienen las elecciones de Congreso de 2022, las presidenciales del mismo año y las regionales de 2023. La pregunta que ronda es: ¿la CCI se suma a la tenaza de la Casa Barreto y también le hace guiños a la Casa Char que se sabe aterriza con todo en el Tolima?

El eslogan de la CCI es “Trabajando por una región de empresarios”. ¿Deberá cambiar ahora a “Trabajando por una región de empresarios, dedicados de manera oculta a la política”?

Este es un editorial del director de A la luz Pública.