La casa en el aire

Torreón de Santa Ana

Torreón de Santa Ana

En vilo proyecto urbanístico de Ibagué por decisión judicial.

Con el embargo decretado por un juez sobre los bienes del empresario Jaime de Zorroza, hay incertidumbre sobre la suerte que correrá el conjunto de apartamentos Torreón Santa Ana de Zorroza, que se edifica en Ibagué.

Con cinco torres y más de mil apartamentos y casas, en su mayoría vendidos, según informes periodísticos, con este habría entrado en el negocio inmobiliario la cooperativa Serviarroz.

Con la decisión judicial, queda en vilo el patrimonio de los inversionistas, ya que según se informó, la primera etapa de 340 apartamentos, fue vendida en su totalidad.

En el complejo, se prevé construir más de mil 300 soluciones de vivienda, al igual que locales comerciales. El Torreón también contempla soluciones de vivienda de interés social (VIS).

En el proyecto, aparece como gerente el ingeniero Luis Jaime Jiménez, quien también es directivo de la firma Serviarroz.

Torreón de Santa Ana, está ubicado sobre la carrera octava entre calles 118 y 123, contiguo al colegio Comfatolima; en el sector de Santa Ana, al norte de la capital tolimense.

Tan solo en la segunda etapa del complejo, se vendieron la totalidad de los apartamentos a un costo de 120 millones de pesos cada uno.

Jaime de Zorroza, al igual que un abogado y dos contadores públicos, fueron imputados de cargos, por presuntamente haber falsificado documentos, de la herencia de Ana Julia de Zorroza, y así disponer de bienes de la dama, en detrimento de los derechos de algunos de sus herederos.

El proceso está en manos de un juez que deberá conducir el respectivo juicio oral, mientras que esta semana se define si Zorroza es afectado con medida de aseguramiento, como lo ha solicitado la Fiscalía a cargo del caso.