La cita con la poesía (en tiempos del covid-19) es el 28 de mayo

Imagen de referencia.

Poesía

Para Ibagué, Tolima y el mundo entero.

En un verso: la vida”. Todos los sentimientos más humanos, místicos –y profanos- se han compilado en versos. También momentos históricos que dejaron profundas huellas en la humanidad han quedado impregnados en forma de poesías, por supuesto que también en forma de novelas, caricaturas y supongo que hasta en el imaginario colectivo.

La última semana de mayo será histórica para la poesía en la ciudad de Ibagué. Con el apoyo de la Universidad del Tolima y un grupo de soñadores y creativos, entre ellos el Maestro Giovanny Rodríguez, se hará un recital de poesía virtual. El 28 de los corrientes a las 9 de la mañana reconocidos poetas de la región (en mi caso, como aprendiz de poeta aspiro a estar allí) estaremos compartiendo con cariño, nuestros textos en tiempos de pandemia. La virtualidad será el medio que hará posible este encuentro.

El Recital de Poesía virtual Biblio-Arbol en tiempos del Covid-19” es un homenaje a la poesía, a la literatura y hasta al encierro que produce presumiblemente nuevas formas de creación literaria, instantes de evocación memorables o la valoración misma de esas cosas cotidianas que quizá en mucho tiempo –o nunca- volveremos a hacer de la misma manera.

En lo que a mí respecta, la poesía me abordó –en parte- en mi experiencia como maestro rural. Con la sabiduría de los niños, con las dolencias de los labriegos. Me le había escapado a la poesía hasta que se me presentó, en las noches clamas de la vereda La Caima (zona Andina de Alvarado, Tolima) cuando apreciaba los murciélago (en varias de sus presentaciones) revolotear con una felicidad extrema e indescriptible cuando la luna des la da su señal. Le di un chance a la poesía y entonces intenté plasmar en una hoja algo maravilloso: un zorro corriendo delante de mí en una vía terciaria, yo en un automotor, tratando de no perderlo para apreciar mejor su exótica y mágica belleza hasta que de pronto ¡zas! Salta entre el matorral, dejando mi retina extasiada y de paso: haciendo parir un poema.

Así pues las cosas esta cordial invitación espera atrapar, a la ensoñación, a la reflexión, incluso a la espiritualidad, a la cual hasta de pronto Alejandra Pizarnik escribiera “…Señor la jaula se ha vuelto pájaro y se ha volado…”.

Son muchas las vivencias, pues, que inspiran el nacimiento de la poesía y por supuesto, a sus autores, y por eso, desde Ibagué, el Tolima, Colombia, el mundo disfrutará de esa catarsis a la cual le llaman la poesía.

Por: Luis Carlos Avendaño López, educador, autor.

Deja un comentario