La historia del Fiscal que exigía dinero a la delincuencia

Palacio de Justicia

La Sala Penal del Tribunal Superior de Ibagué, avaló el preacuerdo celebrado entre la Fiscalía y la defensa del procesado.

Así mismo, profirió condena en primera instancia de 86.5 meses de prisión contra Jimmy Alexander Rodríguez Pardo, exfiscal de la Unidad de Administración Pública en Tolima.

Incurrió en los delitos de concusión, cohecho por dar u ofrecer y encubrimiento. Desde diciembre de 2015 hasta agosto de 2016, el funcionario exigió cinco millones de pesos mensuales a cambio de desviar investigaciones y proporcionar información sobre las mismas.

En la misma decisión se le impuso una multa de 51 salarios mínimos legales mensuales vigentes e inhabilitación para el ejercicio de derechos y funciones públicas por 62 meses.

La Fiscalía demostró que el entonces fiscal fue el responsable de filtrar información de la indagación adelantada por la Fiscalía de la Estructura de Apoyo (EDA) —por concierto para delinquir y ejercicio ilícito de la actividad monopolística de arbitrio rentístico— contra Pijaos Sport.

En interceptaciones ordenadas aparecía la voz de un interlocutor exigiendo el pago de dinero por informar avances en la investigación, corroborando que la voz correspondía a la de Rodríguez Pardo.
Además ofreció a un investigador bonos de mercado y dinero en efectivo por efectuar capturas en flagrancia en el caso del chance blanco.

El 18 de abril último, el Juez Tercero Penal del Circuito de Ibagué, con funciones de conocimiento, condenó a cuatro años y tres meses de prisión a Fredy Zambrano Barriga, enlace entre la organización y el fiscal, por incurrir en los delitos de cohecho por dar u ofrecer y favorecimiento

Dos presuntos integrantes de la banda delictiva Pijaos Sport permanecen con medida de aseguramiento desde el pasado 9 de septiembre, luego de su captura realizada por servidores del CTI Tolima.

El Juzgado Sexto de Ibagué, con función de control de garantías, impuso la medida intramuros al presunto jefe de la organización delincuencial Pijaos Sport, Alexánder Garzón, y a quien presuntamente sería su administrador, Luis Brochero, detención domiciliaria por su posible responsabilidad en el ejercicio ilícito de actividad monopolística de arbitrio rentístico. Ninguno de los capturados aceptó cargos.

En 12 allanamientos y registro en inmuebles y locales comerciales, el CTI impactó a la red de apuestas electrónicas ilegales desde un computador vía internet, donde los usuarios elegían equipos de fútbol o el deporte de su interés y pronosticaban un resultado.

A la fecha se han detectado cerca de 164 puntos de apuestas deportivas de Pijao Sport a nivel nacional.

Deja un comentario