La incapacidad de Gustavo Hernández

Gutavo Hernández, secretario de Gobierno de Ibagué

Gutavo Hernández, secretario de Gobierno de Ibagué

Diferentes sectores han calificado como un gran desacierto del alcalde Luis H., el nombramiento de Gustavo Hernández, conocido como ‘Múcura’ en la cartera de Gobierno.

El secretario de Gobierno de Ibagué, ha sido blanco de duras críticas por la falta de trabajo en la solución de problemas de inseguridad que atraviesa la ciudad, además de la ocupación del espacio público no solo en el Centro de la ciudad, si no en la gran mayoría de calles de Ibagué.

Pero la gota que rebosó la tapa fue el pésimo manejo que se les dio a los aficionados de Millonarios, que protagonizaron graves disturbios antes, durante y después del partido jugado este domingo en el estadio Manuel Murillo Toro.

A pesar de la oportuna reacción de la Policía, los desmanes por momentos estuvieron fuera de control y se evidenció la falta de un planeamiento por parte de la secretaria de Gobierno, oficina encargada de coordinar con las autoridades el orden público de la ciudad.

Durante los enfrentamientos resultaron heridos tres auxiliares de Policía y varios hinchas de Millonarios.

Durante el gobierno de Jesús María Botero, se tomó la acertada decisión de no permitir el ingreso a la ciudad de las denominadas barras bravas, medida que logró evitar los desmanes provocados por los barristas de los diferentes equipos del balón pie colombiano.

Gustavo Hernández, quien ya había ocupado la cartera de Gobierno, se ha visto envuelto en delicadas situaciones, que incluso lo han puesto bajo detención domiciliaría. Hace parte del grupo jaramillista, y es uno de los protagonistas de la poco célebre “puerta giratoria” de funcionarios que poco desarrollan iniciativas y sí sacian los apetitos burocráticos de los grupos políticos a los cuales pertenecen.