La plata está pero el puente no lo reconstruyen

Puente afectado

Puente afectado

Una tragedia de grandes proporciones amenaza la comunicación entre Huila y Tolima. El Puente sobre el río Cabrera está al borde del colapso, hay plata para reconstruirlo pero desde hace meses nadie responde.

El alcalde de Alpujarra, Tolima, Noel Martínez Cruz y el mandatario de Baraya, Elizeín Cano Yara, se reunieron hace ocho días en el vecino departamento, visitaron el puente y nuevamente instaron a los dos entes territoriales a que inicien cuanto antes su reconstrucción.

El viaducto, ubicado a 30 minutos de cada uno de los dos municipios, es el paso de gran parte de habitantes de municipios de este sector del Tolima y del norte del Huila.

“La verdad es que el puente es importante porque comunica a dos departamentos; segundo, porque está cerca de la transversal de La Macarena, a 300 metros de la carretera Neiva-Baraya-Colombia-, ya se están realizando los trabajos. Que tienen que llegar al río Venado que es el límite entre Baraya y Colombia. Otra cuestión que es muy importante es que en toda esta región del suroriente del Tolima, Alpujarra, Dolores, los productos los venden en el Huila y entran por Las Delicias. Por ejemplo, toda la cosecha de café y piña la sacan por Las Delicias”, afirmó el acalde de Baraya Elizeín Cano.

La preocupación cada vez es mayor, más si se tiene en cuenta que este puente es muy concurrido por la cercanía con Baraya y a la postre con Neiva (45 minutos). Lo paradójico es que desde hace más de dos años se viene hablando de la necesidad de reconstruir este viaducto que le ha servido a esta zona del país durante más de 50 años.

El problema inicial era con qué recursos se construiría el nuevo puente, sin embargo, este problema fue resuelto y quedó claro que los dos departamentos pondrían el 50% cada uno y que las obras arrancarían. Pese a esto en febrero de este año el debate giraba en torno a la ocupación del cauce del río para realizar las obras.

A principio de año el secretario de Infraestructura y Hábitat del Tolima, Diego Murillo, afirmó que se hizo una visita al lugar y se verificó que la plataforma sí necesita arreglo. Además indicó que ya estaban listos los recursos y diseños pero que había un inconveniente con la licencia de ocupación del cauce del río Cabrera “porque no se sabía si lo hacía Cortolima o la autoridad ambiental del Huila; se hizo la consulta a la Agencia Nacional de Licencias Ambientales, Anla, y ya se cuenta con el permiso”, explicó el funcionario.

De esta forma la Ocad de cada uno de los departamentos comprometió recursos y se aseguraron $5712 millones que ya están listos pero inexplicablemente no inician las obras.

Aunque esta semana una delegación del Tolima estuvo en Neiva hablando con el director de Vías e Infraestructura del Huila, Camilo Ospina, para ultimar los detalles de la construcción del puente, y aunque se definió una fecha para la realización de los prepliegos y arrancar con la licitación, la comunidad de los municipios no cree del todo en esta promesa, pues ha pasado mucho tiempo desde que se asignaron los recursos y no inicia la obra.

Con información: Diario del Huila