“La política se costeñizó en el Tolima”, Hernando Álvarez

Hernando Álvarez Urueña

Hernando Álvarez Urueña

El exconcejal de Ibagué, Hernando Alvárez Urueña, que aspiró a la Cámara por el partido Liberal y obtuvo 2.578 votos en las elecciones de Congreso, denunció corrupción y compra de votos.

Afirmó que mientras él invirtió 17 millones de pesos en los 45 días de su campaña política, otras campañas, que se abstuvo de mencionar, “botaron ríos de plata en sus recorridos por pueblos y veredas”.

¿Qué ofrecían los candidatos?

Muchos tolimenses votaron por los candidatos que ofrecían mercados, almuerzos con tamal y lechona. También ofrecieron ‘trabajo’ el día de las elecciones con pagos de 40 mil pesos por ayudar a promocionar el candidato.

¿Cómo se dio eso?

En el barrio Portal del Oasis y en otros sectores, por ejemplo, un día antes de las elecciones, llegaron algunos candidatos a las casas de las familias con abundantes mercados. Le decían a la gente: te damos este mercado más 40 mil pesos y lo que debes hacer es votar y ayudarnos todo el día promoviendo el candidato.

¿Es una clara compra de votos?

Así es. Compra de conciencias. A mí me quitaron votos de esa manera, mucha gente que me apoyaba y respaldaba, el domingo la vi con la camiseta de otros candidatos. Eso me sorprendió.

¿Por qué habla de costeñización de la política en el Tolima?

Porque al igual que en muchos pueblos de la Costa, aquí algunos candidatos llegaron a los municipios y barrios con mucha plata y mercados el día antes de las elecciones. En vez de llevar un programa serio y estructurado o una propuesta de desarrollo, se aparecieron con ríos de plata y la gente, en medio de su pobreza y mil necesidades, votó a cambio de prebendas personales.

¿O sea que fue una campaña sin programas?

De esta manera una elección la gana el candidato que tenga arrumes de plata. Suena duro decirlo, pero el  candidato con pocos recursos, nunca podrá llegará al Congreso, jamás verá una credencial en Cámara o Senado.

¿Cuánto gastó su campaña?

Gasté 17 millones de pesos y tuve que luchar contra otras campañas que gastaron más de 3.000 millones de pesos.

¿Por qué no se vio publicidad de su campaña?

No alcanzaron los recursos económicos y tuve que hacer campaña voz a voz, puerta a puerta visitando las familias. Para rematar, en algunos medios de comunicación me decían: “si no tiene pauta publicitaria, no hay entrevista”.

¿Pero otras campañas incluso abusaron de la publicidad?

En las vías a varios municipios, se observaron enormes y vistosas vallas instaladas cada 4 kilómetros. Si sumamos, eso da un número alto de vallas y un enorme gasto de dinero en su elaboración e instalación, porque ese trabajo es costoso.

¿Qué consecuencias puede tener todo este desbarajuste?

Cuando el voto deja de ser limpio y pasa a ser comprado a través de diversos modos, pierde el ciudadano y pierde el departamento porque nadie va a responder por las necesidades de la región que seguirá sumida en la pobreza.

¿La política genera pobreza?

Esas prácticas clientelistas convierten a un pueblo bueno y trabajador, en un pueblo méndigo, que no reclama, que siempre está arrodillado y se acostumbra a poner la totuma para que le solucionen sus problemas sociales.

¿Qué candidatos utilizaron ríos de dinero?

La gente los conoce y sabe quiénes son.

¿Por qué al liberalismo le fue tan mal en las elecciones?

Hubo desorganización. Faltó conciliación, concertación. No hubo acuerdos entre los que apoyábamos la candidatura de Guillermo Santos.