Las denuncias de corrupción contra el general León Riaño y sus hermanos

General Roberto León Riaño.

General Roberto León Riaño

Una de estas denuncias la trasladó la propia oficina de transparencia de la Presidencia de la República.

En manos de un fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia ya están radicadas cuatro denuncias en contra del exdirector de la Policía, el general Roberto León Riaño, y sus hermanos, el general Janio y el coronel Reinaldo León Riaño.

En las denuncias también aparecen relacionados otros oficiales de la Policía, como el general Gustavo Moreno, actual director de la Policía Fiscal y Aduanera y algunos coroneles, mayores, oficiales y suboficiales de menor rango. Además, algunos familiares cercanos a los implicados.

Las denuncias están relacionadas con enriquecimiento ilícito, adquisición de millonarios contratos, traslados, testaferrato, pagos de viajes a Europa, y compra de equipos de comunicación. Según los investigadores, una de las denuncias  tiene relación con el millonario contrato para la implementación en la Policía de la polémica plataforma Puma (Plataforma Única de Monitoreo y Análisis), uno de los mayores sistemas inteligentes para interceptación de comunicaciones.

El caso Puma

Esta denuncia fue entregada directamente al despacho de la contralora general de la República, Sandra Morelli, el pasado 6 de marzo. Dice la denuncia que hoy es valorada por la Fiscalía. “Doctora Morelli, nos permitimos hacer la siguiente denuncia sobre los hechos irregulares cometidos por el coronel de la Policía Jairo Gordillo Rojas, identificado con la cédula 79.059.294, quien se desempeña como jefe de la oficina de sistemas de información de la institución”. 

“Este señor incrementó su patrimonio personal y familiar en los últimos 10 años en más de 10 mil millones de pesos producto de mordidas en diversas contrataciones de la Policía y varias empresas participantes en el sector informático y de radiocomunicaciones para la compra y adquisición de equipos de sistemas plataformas y sistemas de información en los cuales ha participado la institución y en los cuales ha tenido alguna influencia el coronel Gordillo, desde los diferentes cargos que ha desempeñado y especialmente en la Dirección de Policía Judicial Dijín”. 

“Es de conocimiento en las esferas policíales que este señor como servidor público ha sido generador de un tráfico de influencias de manera descarada para otorgar sin ningún criterio y a dedo el 90 por ciento de los contratos relacionados con el tema informático en la Policía. El criterio que ha sido utilizado ha sido en provecho de su lucro personal y de otros oficiales como el caso del hoy también investigado general Janio León Riaño. El señor Gordillo tiene decenas de bienes inmuebles en cabeza de su círculo familiar y entre estos una hacienda avaluada en más de 4 mil millones de pesos. La misma denuncia también la entregaremos al señor vicefiscal”. 

Otra denuncia la hizo una persona que directamente habría participado en la millonaria contratación. La denuncia fue enviada el pasado 12 de marzo al despacho del fiscal general Eduardo Montealegre. Esto es lo que dice: “Quiero poner en conocimiento y de las autoridades competentes los hechos de corrupción que se están cometiendo al interior de la Policía. Como ex asesor del señor Carlos Cuadros Morales, representante legal de la compañía Curacao, he sido testigo del manejo indebido e ilícito que el señor Cuadros – junto a un alto oficial de su institución – quieren darle al proyecto Puma, esto con el fin de favorecer a un solo proponente”. 

Sigue la denuncia “para el proyecto Puma, la compañía comercial Curacao se presentó en unión temporal con empresa Vering, en donde el señor Cuadros es representante legal de ésta. En días pasados en las oficinas de Curacao, ubicadas en la calle 93 con carrera 19 en Bogotá, estuve presente en una reunión en donde se habló del manejo que había dentro de la Policía Nacional para ser adjudicatarios del proyecto en mención. El señor Cuadros fue muy enfático en comentar la colaboración muy eficaz que estaba prestando el coronel Jairo Gordillo Rojas, ex director telemático de la Policía Nacional, junto al mayor Rosember Castellanos Fernández y el subintendente Alfredo Saboyá Cabrera”.

Y continúa la denuncia, hoy en investigación por parte de la Fiscalía. “Estos policías fueron invitados con todos los gastos pagos a Europa como una atención por parte de la empresa Vering, la cual siempre ha sido la ganadora de procesos dentro de la Policía para el suministro de perros y caballos y, como ya lo mencioné, interesada en el proyecto Puma”.  Lo más grave que comentó Cuadros fue que dentro de la propuesta económica había que tener en cuenta el 6 por ciento para el grupo del coronel Gordillo.

General Janio León Riaño

General Janio León Riaño

El caso de la policía fiscal y aduanera y supuestos cobros por traslados

Esta denuncia llegó directamente a la oficina de transparencia de la Presidencia de la República. El pasado 12 de marzo, esta oficina  la envió al despacho del fiscal general Eduardo Montealegre, que le dio traslado a un delegado ante la Corte.

La denuncia dice que en la policía, en cabeza de los generales  José Roberto y Janio León Riaño crearon todo un andamiaje  para defraudar el erario público. Dice el denunciante que un grupo de contratistas ha denunciado que “eran contactados por Janio y éste les ofrecía garantizarles la futura entrega del contrato de ejecución a cambio de un porcentaje del mismo, dinero que debía ser entregado en efectivo en unidades Policíales donde se garantizaba la discreción”.   

Asegura la denuncia que el general Janio llamaba a varios oficiales a su oficina “y les decía que se ejecutaría el plan, proyecto, recurso que habían solicitado a esta oficina, pero que de ese  monto se le debía retornar a él,  por orden de su hermano (José Roberto León exdirector), un porcentaje para cubrir otras obras que estaban en ejecución”.   

En el documento asegura que “policías de las áreas administrativas de la policía fiscal y aduanera y de la dirección antinarcóticos, entre otras, dolidos por la mala repartición de la torta, aportaron pruebas de contratos amañados liderados por el general Janio León”.

En la construcción del nuevo comando de Bogotá, el cual tuvo un contrato inicial por 43 mil millones de pesos, además de estar inconcluso, necesitaría una adición de 82 mil millones de pesos para terminarlo. Esta la intervención y relación directa del general Janio León Riaño con los contratistas. En el siguiente punto, según la denuncia, se hace relación al coronel Reinaldo León Riaño.

“Policías de la oficina de talento humano de la dirección general, bajo reserva de su identidad, develaron ante la Fiscalía como el coronel Reinaldo León Riaño, retirado de la Policía, funge como tramitador de traslados de la entidad, para lo que se cobran cifras que oscilan entre los 3 a 20  millones de pesos, siendo una de las más apetecidas la policía fiscal y aduanera donde, además de pagar por el traslado, deben continuar con el pago de una cuota mensual. Se  tiene pistas de viajes del general Janio León y su familia a por lo menos a diez países en los últimos dos años, donde sus gastos son absolutamente escandalosos. Se ha conocido que el patrimonio de tan solo Janio León  supera los treinta mil millones de pesos”. 

En esta otra denuncia mencionan al general Gustavo Moreno. Dicen los documentos que varios oficiales han denunciado lo siguiente. “Se ha presentado el incremento de contrabando en el país por altos niveles de corrupción y falta de idoneidad para el control de aduanas e impuestos por parte de los uniformados de la Policía Nacional. Funcionarios de la Dian han entregado un listado de por lo menos diez oficiales encabezados por el general Janio León Riaño y el general Gustavo Moreno Maldonado, acusándolos de enriquecimiento ilícito”. 

También se han hecho denuncias contra altos oficiales que han conformado un cartel para la ubicación de policías en todos los grados en las especialidades de polfa y polca (policía de tránsito y transporte), a cambio de la entrega de cuotas mensuales que superan los dos millones de pesos, por concepto de ingreso ilegal de contrabando y piratería terrestre.

Esto, también dice, sería liderado por el general Roberto León y coronel Reinaldo León, quienes vienen manejando de manera amañada los traslados en la Policía con el fin de ubicar a funcionarios en puestos estratégicos. Estas cuotas están clasificadas de acuerdo al escalafón Policíal, las cuales son entregadas al coronel retirado Reinaldo León Riaño y oscilan entre 10 millones de pesos para los oficiales; cinco millones para los suboficiales y dos millones para los patrulleros.

En la denuncia piden a las autoridades que investiguen a varios familiares, incluso compañeras de algunos oficiales, porque allí podrían encontrar delitos como testaferrato y enriquecimiento ilícito porque se han adquirido millonarios bienes producto, supuestamente, de las actividades ilícitas.

Con información de: La Fm, de RCN.