Lo que debe saber sobre la donación de órganos

Imagen suministrada

Imagen suministrada

Desde el pasado cuatro de febrero tras entrar en vigencia de la Ley 1805 de 2016, todos los colombianos nos convertimos en donantes de órganos y tejidos.

El Congreso de la República aprobó la ley, con la que espera salvar las vidas de miles de personas que están a la espera de un órgano; luego de pasado el plazo de seis meses para que entrara en rigor, hoy toda la población colombiana es considerada donante de órganos para trasplantes y usos terapéuticos.

¿Y si no quiero ser donante?

Con la nueva reglamentación, quienes expresen en vida que no quieren ser donantes deberán hacerlo a través de un documento escrito, autenticarlo ante un notario público y radicarlo ante el Instituto Nacional de Salud (INS) por medio de su página web. De la misma manera, podrán oponerse en el momento de afiliarse a la EPS, que a su vez tendrá que informar al INS.

¿Qué es el trasplante de órganos?

El trasplante de órganos es un tratamiento médico por medio del cual órganos, tejidos y células enfermas son reemplazados por las de un donante. Estos procedimientos salvan o prolongan la vida de las personas.

¿Qué órganos y tejidos se pueden donar?

Según la Red Nacional de Trasplantes, se puede donar corazón, pulmones, hígado, riñones, páncreas e intestino, y tejidos como córneas, piel, huesos, vasos sanguíneos, válvulas cardíacas, cartílagos, tendones y membrana amniótica.

Si la persona no deja constancia de no ser donante, los familiares no podrán oponerse a la utilización de los órganos o los tejidos, la excepción a la norma solo se aplica para el caso de los niños.

Deja un comentario