Manera # uno de morir (de la felicidad) en Ibagué: “visite a Doña Doris”

Imagen de referencia.

No hay quién resista los encantos de ver a una adulta mayor tan dulce, tan candorosa, tan angelical y tan amable. ¡Qué ternura la de esta señora, a quien encontrará en la carrera Séptima 17-09 de Ibagué y quien vende entre varios productos lácteos, las mejores quesadillas de la nación: “las quesadillas de Alvarado,Tolima”. ¡Es imposible consumir una sola quesadilla y más si entabla conversación con la señora Doris o con otra allegada de características familiares quien a veces acompaña a la vendedora estrella!

Es increíble pero en un mundo donde los mayores de 50 dizque no servimos para un rabo y en donde se adora el 90-60-90, las siliconas, y a los pollos con facciones perfectas, y musculosos, por lo demás, esta señora rompa con todos los esquemas. Una de las miles cosas positivas que acontecen en la capital tolimense, sin duda alguna; de esas que no necesitan pagar un publirreportaje ni nada que se le parezca.

Alguna vez, cuando trabajaba con una empresa del sector alimenticio me enseñaron que un cliente insatisfecho le hacía mala fama a un negocio, por lo menos con 20 personas más. Pues encontrar este sitio mágico, como de cuento de hadas merece que se le haga toda la propaganda posible a propios extraños.

Por: Luis Carlos Avendaño López, docente.

Deja un comentario