Masivo ‘cacerolazo’ en Ibagué contra el impuesto predial

El pueblo se levantó en masa en protesta contra el alcalde Jaramillo.

Como un hecho histórico fue catalogado el ‘cacerolazo’ que realizaron miles de familias ibaguereñas contra las elevadas tarifas del impuesto predial.

La protesta salió del parque Andrés López de Galarza y recorrió la carrera Tercera para llegar al parque de Bolívar, donde funciona la sede de la Alcaldía que estuvo cerrada.

Abajo el predial, es un robo”, repetían a grito entero los ciudadanos que coparon por completo al menos cinco cuadras de la carrera Tercera.

“Que renuncie el alcalde Jaramillo, que se vaya”, repetían miles de asistentes que no dejaban de golpear sus cacerolas y ollas.

Guillermo Alfonso y Mauricio Jaramillo, los dos hermanos son igual de pillos“, decía uno de los coros que a viva voz entonaban hombres y mujeres.

Abajo el alcalde del porro y el predialazo“, gritaban los ciudadanos y agregaban “no pagáremos un peso, el predialazo se cae de su peso“.

Aplaudan, aplaudan, no dejemos de aplaudir, el pueblo está verraco, usted alcalde se tiene que ir“, decían en el recorrido que inició a las cinco de la tarde y se prolongó unas tres horas.

El avalúo catastral fue realizado el año pasado por el Instituto Geográfico Agustín Codazzi (Igac) pero le han llovido críticas por posibles fallas técnicas y presuntas irregularidades cometidas en este estudio que se ejecutó por medio de un convenio con la Alcaldía de Ibagué y que alcanzó un valor de 9.500 millones de pesos.

Sin embargo el estudio estaría lleno de fallas técnicas e irregularidades ya que las facturas del predial, que están llegando a los hogares desde mediados de enero, alcanzan cifras elevadas que tienen enfurecidos a miles de ciudadanos.

Estamos enfurecidos, es un atraco pues las tarifas de negocios y viviendas subieron 50, 100 y hasta 200 por ciento”, afirmó el concejal de Ibagué, Carlos Portela, uno de los más fuertes críticos de este impuesto.

El concejal denunció que el estudio solo se hizo en el 50 por ciento de predios de la ciudad “y las tarifas más altas se las aplicaron a las familias pobres”. Martha Ramírez, habitante de un sector de estrato 2, llegó a la marcha con las cacerolas de su cocina.

Mi casa pasó de 20 a 35 millones en el avalúo catastral y me toca pagar 345.000 pesos que no tengo pues soy vendedora ambulante”, dijo la ciudadana y agregó que “mi casita no es un palacio”.

En medio del escándalo también se han denunciado cuotas políticas en la nómina de 302 empadronadores que hicieron los estudios en los barrios y de esa situación fue responsabilizado el director del Igac en Tolima, Mauricio Mora Bonilla. Las denuncias también implican al congresista Ángel María Gaitán, al excandidato a la Asamblea José Soto, varios concejales de Ibagué y otros dirigentes políticos.

Mauricio Mora Bonilla se ha defendido señalando que el avalúo catastral se realizó de una manera técnica y agregó que en la ciudad no se hacía actualización de predios desde hacía nueve años.

Quizá la marcha de hoy sirva para que Guillermo Alfonso Jaramillo reconsidere su postura, le extienda la rama del olivo hacia los sectores con los que se ha enfrentado, con o sin razón: los medios, los empresarios, los transportadores, y en fin, contra todo aquel que le critica o no está de acuerdo con sus posturas. Quedan también 22 meses de mandato para que el alcalde ejecute obras y lleve realizaciones a los sectores más necesitados.

1 comment

  1. Henry

    Importante que el pueblo exija pero más importante es acudir a las urnas con más fuerza=mental=de consciencia a la hora de elegir sus verdugos.

Deja un comentario