“Matriarcado” dirige el 86° Congreso Nacional Cafetero

Imagen de referencia.

La tolimense Martha Cecilia Redondo preside el certamen.

Un “matriarcado” que lleva el sello de garantía de liderazgo y que encabeza la tolimense Martha Cecilia Redondo Rodríguez, será el encargado de presidir el 86° Congreso Nacional de Cafeteros que se realiza del 5 al 7 de diciembre en Bogotá, precisamente cuando este sector base de la economía colombiana atraviesa por uno de sus momentos más críticos.

El hecho democrático e histórico en el gremio cafetero, tradicionalmente machista, se concretó hace pocas semanas durante el pre-congreso al nominarse a Martha Cecilia Redondo Rodríguez para la presidencia, Teresa Torres Agudelo, del Valle, en la primera vicepresidencia y Flor Matilde Sacristán de Osorio, de Cundinamarca, en la segunda vicepresidencia.

Estas damas son las encargadas de dirigir la máxima autoridad e instancia de decisión de la Federación Nacional de Cafeteros en su reunión anual a la cual asisten 120 delegados de 15 departamentos, evento que estaba previsto a realizarse en Santander, pero que en acatamiento a un plan de austeridad se trasladó para la capital de la República.

Este reconocimiento a la capacidad y liderazgo de la mujer es el resultado del ímpetu femenino reflejado en las últimas elecciones cafeteras, donde aumentó notablemente su participación en las directivas de los comités municipales y departamentales y obviamente a un cambio de mentalidad del mayoritario género que encarna don Juan Valdez, incluyendo a Roberto Vélez Vallejo, gerente general de la Federación quien desde que asumió se comprometió a “dar visibilidad y participación a la mujer caficultora en los órganos de decisión”.

En los comicios cafeteros de septiembre pasado las mujeres aumentaron del 16 % al 24 % su participación en los comités municipales, mientras en los departamentales pasaron del 8 % al 15 %, todo un significativo avance.

La referencia más lejana en el tiempo a la participación de una mujer en la directiva gremial se remonta a 1949 en el Comité Departamental de Cafeteros del Cauca y registra el desempeño de la señorita Marta Otero como directora ejecutiva de ese Comité en reemplazo del señor Rafael Tobar Villaquirán quien debió ausentarse temporalmente por quebrantos de salud”, relata Gabriel Silva, exgerente general de la Federación de Cafeteros en el boletín número 10 del Observatorio de Asuntos de Género publicado en el 2008.

El doctor Gabriel Silva también destaca estos otros cuatro datos históricos: 1) La primera mujer en asistir a un Congreso Cafetero fue la señora Graciela Villamil del Huila en 1958; 2) Un año después la tolimense Nelly Guzmán de García resultó elegida como vicepresidente y “hubo de asumir la presidencia al final del evento por el retiro del presidente en ejercicio”; 3) La señora Sonia Castrillón Cadavid de Lehmann fue la primera mujer que llegó al Comité Nacional de Cafeteros en 1972 como suplente; 4) La primera mujer en ser elegida como presidente del Congreso Nacional de Cafeteros fue doña Aura Pérez de Betancourt en el año 2007 y quien hacía parte de la delegación nariñense.

Ahora la responsabilidad histórica de dirigir el congreso del gremio agropecuario más importante del país recae en doña Martha Cecilia Redondo Rodríguez, de Líbano (Tolima), un municipio en esencia cafetero que alcanzó a ser el tercer productor nacional en 1927, época para la cual el Comité Municipal de Cafeteros ya tenía un télex (casi que el internet de hoy) para conocer el precio del café en la bolsa de Londres, según cuentan los cronistas de esa población de escritores, periodistas y caficultores.

Martha Cecilia Redondo es orgullosamente campesina, una líder natural que con alma y corazón lucha por la mujer, la asociatividad y su gremio cafetero, al cual le viene sirviendo desde hace 12 años como directiva del Comité Municipal de El Líbano y desde este año como vicepresidente del Comité Departamental del Tolima. Tiene una maravillosa virtud tan extraña en nuestros tiempos: saber escuchar. Ella como el dramaturgo Johann Wolfgang Goethe sabe que “hablar es una necesidad, escuchar es un arte”.

La presidente del LXXXVI Congreso Nacional Cafetero tiene muy presente estas cifras sobre la mujer y su aporte a la economía nacional: Son el 30% de la población caficultora, tienen el 26 % del área sembrada (239.650 hectáreas), según el Censo Nacional Agropecuario el 22 % de las mujeres rurales son dueñas de sus unidades productivas, que de acuerdo al Dane cinco millones de mujeres viven en el campo, es decir el 21 % del total nacional femenino y que solo el 20 % de los créditos del Banco Agrario son otorgados a pequeñas productoras como ella que tiene tres hectáreas y con su núcleo familiar llega a las nueve hectáreas.

Martha Cecilia Redondo Rodríguez es consciente que debe continuar su tarea en favor de la mujer, pero también tiene claro, muy claro, que esto se debe hacer de la mano del hombre, así como en su hogar, en el corregimiento de Tierradentro del Líbano, en donde ella, su esposo Salustiano y sus dos hijos profesionales debaten y toman decisiones en consenso pensando en el bienestar común.

Por: Miguel Salavarrieta Marín, periodista, exjefe de redacción del Diario La República.

Deja un comentario