Mitos, agüeros y creencias de la semana mayor

Mitos semana santa

Todas estas costumbres hacen parte de un compendio de mitos de ayer y hoy de la Semana Santa:

Que si se bañaba el viernes santo en un río se volvía pescado; si tenía relaciones sexuales, se quedaba pegado con su pareja; si se cortaba las uñas y el pelo a las tres de la tarde, le crecían abundantemente.

A esa misma hora se debía rosear la casa con agua de siente yerbas: mirto, yerbabuena, manzanilla dulce, toronjil, albahaca y cidrón, con un limón rotado en cruz y abundante azúcar para alejar los malos espíritus y atraer la abundancia y prosperidad; eso sin dejar a un lado el popular sahumerio con mirra.

Cortar un árbol es era como cortar a Dios; barrer, cocinar, correr, hacer ruido, reírse, fumar, beber, ver películas diferentes a las religiosas y comer carnes rojas era pecado mortal. Se debía ayunar, tomar una copa de vino el día jueves y el viernes santo se comía solo pescado.

Así mismo, muchos esperaban a que ‘se les apareciera la virgen’ al ver alumbrar la guaca y sembraban la mata de hierbabuena para que floreciera a media noche del viernes santo y así coger flor para la buena suerte, el problema era que el diablo se preparaba para llevársela, antes que cualquier persona.

Otros salían a buscar las guacas a campo abierto, donde debían esperar a que alumbrara algo de la tierra, allí sembrar una cruz e ir sin codicia a buscar el entierro, porque si no, este no se dejaba sacar.

En épocas anteriores, cuentan las abuelas, que la gente solía estrenar ropa de color oscuro, en las emisoras solo se escuchaba música sacra y se trasmitía el sermón de las siete palabras; ya que bailar, festejar o cantar estaba moralmente prohibido.

De igual forma, que la visita a la iglesia se hacía con la mejor ‘pinta’ y nunca visitaban el templo en tenis y que las mujeres nunca usaban ropa ajustada o escotada.

Estos y muchos mitos más, hicieron de la Semana Santa días llenos de superstición, cohibiciones y misterios, muy ajenos a la reflexión y el recogimiento que deben representar para la fe católica.

¿Usted cree en alguno?

Deja un comentario