Mortandad de peces en Piedras, Ambalema, Honda y Purificación

Mortandad de peces

Avalancha caída en el Huila impide a los peces respirar en el río Magdalena.

Cortolima lanzó una voz de alerta al detectar una mortandad de peces en el río Magdalena originada por las avalanchas de lodo y palos que ha ocasionado el invierno en Huila.

Atendiendo el llamado de la comunidad por mortandad de peces en el río Magdalena en los municipios del Tolima (Piedras, Ambalema y Purificación), profesionales de la Corporación hicieron presencia en el afluente a la altura del municipio de Ambalema.

Allí con la presencia de técnicos del laboratorio certificado por el Ideam en el Tolima, de Corcuencas se tomaron muestras en las que se establecerá con certeza científica las causas por las que está presentando la mortandad de la fauna acuática del afluente.

Según informe de los profesionales se identificó que: el día 23 de febrero, a la altura del municipio de Campoalegre, Huila, se presentó una avalancha originada por fuertes lluvias en la partes altas de la cordillera central, la cual ocasiona toneladas de material sólidos, lodos, rocas y sedimentos, provocando baja de oxígeno, aumento de los sólidos y turbiedad en las aguas de los ríos afluentes directos del Magdalena, lo que generó el taponamiento y obstrucción de las agallas, provocando la muerte de miles de especies principalmente de Bagre, Bagresapo, Bocachico, Cucha, Sardinas, Nicuro y Patalo.

Esta mortalidad masiva de peces se viene observando desde las horas de la madrugada del día viernes 24 de febrero de 2017, por pescadores de la región, especialmente en las localidades de Guataquisito, Piedras, Ambalema, Honda y en horas del mediodía del sábado 25 de febrero en la jurisdicción de Purificación.

Los habitantes de la ribera del río, han tratado la emergencia como una nueva subienda capturando los peces vivos que se acercan a respirar en las orillas, ya que en el centro del caudal se hace imposible por la concentración de lodo.

El alcalde de Honda, Juan Guillermo Beltrán, indicó que “la primera parte del pescado llegó vivo y está siendo comercializado, pero ya la cantidad de peces es tan exagerada que está muriendo a la orilla del río, debido a que el agua se queda sin oxígeno suficiente”.

En Purificación se informó que ante la cantidad de peces capturados, los comerciantes están congelando los ejemplares para venderlos durante la temporada de la Semana Santa.

La corporación recomendó prohibir la captación de agua para el consumo humano en el río Magdalena, y así mismo, enterrar los peces que puedan llegar muertos a las orillas.

[tribulant_slideshow gallery_id=”94″]

Deja un comentario