Negra cuarentena para conductores de buseta en Ibagué

Foto: suministrada

Casi 700 han sido notificados de la suspensión de sus contratos de trabajo.

Primero se conoció la decisión de Expreso Ibagué de cesar a 277 de sus conductores, los cuales mandó a descanso forzado desde el 23 de marzo, cuando comenzó la cuarentena nacional.

Y a la misma medida se acogió Cotrautol, otra empresa de transporte, que notificó a 217 trabajadores del cese de sus contratos, así como los pagos y obligaciones generados de los mismos.

A la misma determinación llegó la empresa Logalarza al anunciar la suspensión de contrato de 188 de sus conductores por el término de la emergencia sanitaria y económica en la que se encuentra el país.

Es decir, casi 700 familias dejarían de recibir ingresos, como consecuencia derivada de la crisis del coronavirus.

Representantes sindicales de los conductores expresaron que llevarán las quejas y denuncias ante el Ministerio de Trabajo para garantizar la estabilidad y condiciones laborales de sus afiliados.

Deja un comentario