Niños que perdieron a sus padres en accidente, se debaten entre la vida y la muerte

8057751404_6bfda336f0_o

Fotoilustración.

Dos hermanos de 15 meses y 8 años, quedaron huérfanos tras perder a sus padres en un accidente de tránsito que se presentó el domingo anterior a la altura de Chicoral, en la vía Ibagué- Espinal.

Los menores viajaban con sus padres en una moto que terminó arrollada abruptamente por una buseta de la empresa Taxis Verdes.

Su estado de salud no es el mejor y los médicos hacen hasta lo imposible por salvar sus vidas.

Al niño de 8 años, que permanece internado en la clínica del Corazón, le han practicado 4 cirugías por fracturas y heridas que sufrió en su cuerpo tras el accidente.

Su hermano de 15 meses es atendido en el Hospital Federico Lleras y está inconsciente por lo que permanece conectado con respiración artificial.

“Es terrible, ellos quedaron solos en el mundo, ya no tienen a sus padres”, afirmaron sus familiares, que pidieron ayuda de la comunidad tolimense.

Los padres de los niños son Dorani López y Emilec Montealegre Ducuara y los dos murieron tras sufrir un accidente de tránsito en Chicoral.

La pareja, y sus dos hijos se movilizaban en una motocicleta de placa ZGX 75C, que chocó de manera violenta contra una buseta de servicio interdepartamental que viajaba de Ibagué a Neiva.

El percance sucedió en la noche del domingo y de manera inmediata perdió la vida Dorani, mientras que su esposo falleció el martes cuando recibía atención médica en el Hospital San Rafael, de Espinal.

Montealegre Ducuara había sufrido fracturas y heridas en su cuerpo y murió pese a la atención oportuna que se le brindó.

“El niño de 8 años ha sido sometido a varias cirugías, su estado de salud es crítico”, dijo un familiar.

La pareja, oriunda de Ríoblanco, se dedicaba a cuidar fincas en el corregimiento de Chicoral y Gualanday.

El accidente es sometido a investigación pues se desconocen sus causas.