Padres de familia se quejan por reiterados cobros en colegio de Ibagué

sdc105643

Fotoilustración

Existe descontento entre algunos acudientes del colegio Exalumnas de la Presentación, en la capital tolimense.

El año escolar inició en Ibagué el 27 de enero. Una semana después, los padres de las jóvenes que estudian en el Exalumnas, fueron informados en una reunión que debían contribuir con recursos para la pintura del colegio, comprando un plato de lechona a siete mil pesos por cabeza. El plantel, tiene mil 500 estudiantes, por lo que si se hacen cuentas, las directivas recogieron más de diez millones de pesos con la venta del plato típico.

Pero no ha sido la única actividad en la que deban participar casi que de manera obligada: el pasado 28 de marzo, el colegio programó una integración en el sector de La Variante. Las niñas o sus padres, debían pagar 20 mil pesos por transporte. “El almuerzo se cancelaba por aparte, y a la niña que no asistiera le ponían mala nota en las cinco asignaturas de día”, le dijo uno de los afectados a periodistas de A la luz Pública.

Este medio informativo, tiene en su poder circulares del colegio, firmadas por el licenciado y rector Javier Ecid Vásquez Rodríguez donde se indica “mediante las convivencias pretendemos generar espacios de formación, reflexión, y crecimiento integral, a nivel personal y grupal que contribuyan a tener una mejor relación interpersonal (sic)”.

Como si fuera poco, las estudiantes deben vender veinte boletas de una rifa para Semana Santa. Y lo último que programó el colegio Exalumnas de la Presentación: una excusión a la hacienda Nápoles el día 30 de mayo, con un costo de 140 mil pesos por persona. Otra circular emitida por la rectoría, afirma que la salida a Nápoles está autorizada por la secretaría de Educación.

Lo raro es que nos toca firmar una autorización donde los acudientes nos hacemos responsables de la práctica. Ni siquiera el colegio, sino una empresa que contrataron, Serviturismo Limitada. Además, no veo qué pueda aportarles a las niñas ir a conocer la finca de un narcotraficante. Eso es hacer apología a la cultura mafiosa. Otra cosa, esta semana alertaron que hay peligro por unos hipopótamos que se escaparon de la finca. Imagínese uno mandar a los hijos por allá. Estamos aburridos porque cada semana toca sacar plata para lo que se les ocurra en el colegio, y así no hay bolsillo que aguante”, refirió el padre de familia que prefirió la reserva de su nombre.

Se pronuncia la secretaría de Educación

Diego Guzmán, secretario de Educación de Ibagué dijo al ser consultado sobre la problemática: “el decreto de la gratuidad es muy claro que no se puede cobrar en los colegios por matrículas, ni lo que antes se llamaba pensión. Los colegios reciben por niño, casi setenta mil pesos al año, que son recursos del Ministerio, y otros que asigna la Alcaldía de Ibagué. La gratuidad nunca es completa ni total. Yo recuerdo la actividad de la lechona en ese colegio, y se me dijo que era para cubrir los costos del aseo, que era una actividad voluntaria y que la querían hacer los padres de familia”.

En cuanto a las salidas o actividades de campo, el secretario señaló: “se debe haber inscrito en la secretaría y autorizado por el colegio y por los padres de familia. Referente a otros costos, está prohibido cobrar y nada es obligatorio, ni mucho menos exigir, o tomar represalias con el niño, o condicionar esas actividades con las notas. Me extraña que esto esté pasando, pues yo conozco al rector y es una persona correcta. Si alguien quiere denunciar eso, en la secretaría los atendemos, recibimos las denuncias, o si lo prefieren de manera anónima se tramitan”.