Panóptico, escenario de actos sexuales, vandálicos y hasta satánicos

Museo Panóptico de Ibagué

Museo Panóptico de Ibagué

Temor por destino que está tomando el museo de todos los ibaguereños.

En un sitio apto para enamorados, bandas delincuenciales, expendedores de drogas y hasta para realizar actos satánicos, terminó convertido el Panóptico de Ibagué, una obra en la que se han enterrado unos 15.000 millones de pesos y permanece abandonada.

Ciudadanos consultados narraron que en las noches es fácil observar parejas de enamorados “teniendo relaciones”.

Otros narraron que, además, abundan los delincuentes que utilizan el sitio para planear actos vandálicos o para esconderse de la acción de las autoridades.

Pero el concejal Pedro Mora fue más allá y denunció que “en el Panóptico hay miles de millones de pesos metidos y es obligación del gobierno proteger la obra”.

Tenemos un panóptico abandonado, sin luz y se convirtió en el mejor sitio preferido de homosexuales, lesbianas y hasta para practicar actos de satanismo”, dijo el concejal.

Hacen satanismo con la cruz que existe adentro”, denunció.

También denunció que el contratista encargado de colocar el techo de una parte de la edificación, ni siquiera tiene vigilancia y la obra está en el abandono.

Nos cuentan que después de las 12 de la noche al sitio le ingresan hasta 80 personas”, dijo.

El concejal le pidió la intervención de la Secretaría de Cultura “para impedir que la delincuencia acabe con las obras”.

Deja un comentario