Pareja de gringos enfrenta demanda laboral en Ibagué

10259431_10152341295433909_1678725705_n

Rose y Helena Borden. Foto: AP.

El matrimonio fue querellado por su antigua empleada del servicio.

Rose y Helena Borden, conforman un matrimonio norteamericano que vive entre Ibagué, y San Francisco, en los Estados Unidos. Él, es un jubilado experto en desastres sísmicos, mientras que la dama funge como ama de casa.

Hace cinco años, y por sus largas ausencias, contrataron a Helena Botache Marín, para que les cuidara la residencia que poseen en Ibagué, así como que se encargara de los oficios domésticos cuando ellos estuviesen presentes. A la mujer, le pagaban un salario mensual, con todo lo de ley, pero tras un lustro de buena relación patronal, le empleada los demandó ante la justicia laboral, pidiendo doce millones de pesos a título de compensación.

La acción, le correspondió al Juzgado Segundo Laboral del Circuito, que este viernes en audiencia pública, invitó a las partes a conciliar.

Helena Borden, ofreció pagar tres millones de pesos a su antigua empleada y dijo no poseer un cuantioso capital: “con lo que nosotros vivimos es con lo que le pagan a Rose como pensionado, es todo”, señaló la dama.

Al final, Helena Botache se avino a recibir los tres millones, más unos pagos de 500 mil pesos durante seis meses. Con ello, la demanda será archivada.

Rose Borden, hizo presencia al término de la vista pública (foto), y dijo a su esposa que no había querido ingresar antes para no ver a su otrora ama de llaves “porque la gente es muy ingrata”.