A partir de este fin de semana comienza ley de conductores ebrios

Controles a ebrios

Contoles a ebrios / El Espectador.

El presidente de la República, Juan Manuel Santos, en compañía del presidente del Congreso, Juan Fernando Cristo, el ministro de Justicia, Alfonso Gómez Méndez y los ponentes en Senado y Cámara, sancionó este jueves la ley que aumenta los castigos a los conductores borrachos, tanto de vehículos como de motocicletas.

El Mandatario solicitó a las autoridades que a partir de este mismo fin de semana se apliquen las medidas contempladas en la nueva ley. “Teniendo en cuenta las festividades de Navidad y Año Nuevo di instrucciones al Ministerio de Transporte y la Policía Nacional para que obren con toda la serenidad y eficacia de forma que las medidas se apliquen desde este mismo fin de semana”, dijo.

Y agregó que la sanción de esta iniciativa “es un paso muy importante y un mensaje claro para que nadie más cometa la irresponsabilidad de manejar con tragos o bajo el efecto de las drogas. Que quede claro: cero tolerancia a la mezcla de alcohol y conducción”.

Según el Jefe de Estado, esta ley tiene sanciones ejemplarizantes que tendrán un “efecto disuasivo para que nadie más después de ingerir licor se ponga al mando de un vehículo. Esta es una ley que llevábamos cinco años tratándola de sacar y hoy es una realidad”.

A su turno, el director de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino destacó las bondades de la nueva norma. “Esta será una herramienta para la protección de la vida“, pero le hizo un llamado a la ciudadanía para que denuncien a los conductores ebrios, porque así la Policía podrá entrar a operar antes de que esa persona tome el volante.

Hay que exigirle responsabilidad al ciudadano en la conducción. Quien observe a una persona que va a manejar con tragos que lo informe a la Policía. Lo mismo en el caso del consumo de drogas ilícitas“, añadió el oficial.

El oficial no descartó que seguramente se van a incrementar los intentos de soborno a los uniformados del tránsito.

Aquí les hago una invitación muy especial a todos los colombianos: si alguien nota irregularidades en ese procedimiento policial, de parte de quienes conducen en estado de alicoramiento, marquen al 166 línea directa anticorrupción. Esa persona (el conductor ebrio) estaría cometiendo una doble infracción: conducir bajo los efectos del alcohol y el intento de soborno al pretender hacer víctima de una extorsión a un policía”, señaló.

Los últimos casos que conmocionaron al país por cuenta de conductores ebrios son los de Fabio Andrés Salamanca, quien estrelló a un taxi causando la muerte de dos ingenieras y dejó parapléjico al conductor Holman Cangrejo; el empresario Juan Carlos Varela Bellini, quien manejando bajo los efectos del alcohol arrolló una caravana de motociclistas en la vía a La Calera, causando tres muertes, y el más reciente es el de Andrea Molano Rojas quien atropelló a ocho personas, cuatro de las cuales siguen en delicado estado de salud mientras un niño perdió una de sus piernas.

A, B, C de las sanciones 

La nueva ley contempla las siguientes sanciones para los conductores que, por primera vez, sean sorprendidos manejando en estado de ebriedad.

1-Si un conductor es sorprendido por primera vez manejando con grado cero de alcohol en la sangre, es decir, entre 20 y 39 miligramos de etanol -el equivalente a dos cervezas-, se le suspenderá la licencia por un año, su vehículo será inmovilizado por un día, deberá pagar 90 salarios mínimos diarios legales vigentes, alrededor de $1.770.000.

2- Un conductor con grado uno de alcohol, es decir, entre 40 y 90 miligramos de etanol en la sangre, la licencia le será suspendida al conductor por tres años, el vehículo será inmovilizado por tres días y la multa a cancelar será de 180 salarios, alrededor de $3.540.000.

3- Si tiene grado dos de alcoholemia, es decir entre 100 y 149 miligramos de etanol, la licencia le será suspendida por cinco años, el vehículo inmovilizado por seis días y la multa a cancelar será de 360 salarios mínimos, es decir alrededor de $7 millones.

4- Si el conductor tiene tercer grado de alcohol en la sangre, es decir, 150 miligramos o más de etano, la licencia le será suspendida por 10 años y el carro será inmovilizado por 10 días. La multa que tendrá que cancelar será de 720 salarios, es decir, alrededor de $14 millones.

Reincidentes (por segunda vez) 

1-Si registra grado cero de alcohol (entre 20 y 39 miligramos de etanol): Si el conductor es sorprendido conduciendo en estado de alicoramiento por segunda vez y registra grado cero de alcohol su licencia será suspendida nuevamente, esta vez por año, deberá pagar una multa de 135 SDLV ($2.652.750) y el vehículo será inmovilizado por un día.

2- Si registra grado uno de alcohol (entre 40 y 90 miligramos de etanol): la suspensión de la licencia será por 6 años, la multa será de 270 SDLV ($5.305.500), el vehículo será inmovilizado por un día y deberá pagar 50 horas de trabajo comunitario.

3- Si registra grado dos de alcohol (entre 100 y 149 miligramos de etanol): la licencia será suspendida por 10 años, deberá pagar una 540 SDLV ($10.611.000), el vehículo será inmovilizado cinco días y deberá pagar 60 horas de trabajo comunitario.

4- Si registra grado tres de alcohol (150 miligramos o más de etanol): la licencia de conducción será cancelada definitivamente, deberá pagar 1.080 SDLV ($21.222.000), 80 horas de trabajo comunitario y el vehículo será inmovilizado por 20 días.

Reincidencia (por tercera vez) 

1-Si registra grado cero de alcohol (entre 20 y 39 miligramos de etanol): la licencia quedará suspendida por 3 años, deberá pagar una multa de 180 SDLV ($3.537.000), 30 horas de trabajo comunitario y el vehículo será inmovilizado por 30 horas.

2- Si registra grado uno de alcohol (entre 40 y 90 miligramos de etanol): la licencia será cancelada definitivamente, deberá pagar una multa de 320 SDLV ($7.074.000), 60 horas de trabajo comunitario y el vehículo será inmovilizado por 10 días.

3- Si registra grado dos de alcohol (entre 100 y 149 miligramos de etanol): la licencia será cancelada definitivamente, la multa que deberá pagar es de 720 SDLV ($14.148.000), 80 horas de trabajo comunitario y el vehículo será inmovilizado por 20 días.

4- Si registra grado tres de alcohol (150 miligramos o más de etanol): la licencia será cancelada definitivamente, la multa que deberá pagar es de 1.440 SDLV ($28.296.000), 90 horas de trabajo comunitario y el vehículo será inmovilizado por 20 días.

Con información: de La República, diario económico

 

 

Deja un comentario