Perro causa estragos en conjunto residencial

Fotoilustración

Ha mordido a dos niños y las autoridades muestran una actitud pasiva.

El caso ocurre en el conjunto Montecitos de Calambeo, donde un perro de raza siberiano tiene en jaque a los residentes del lugar quienes ya no saben qué hacer porque ni denunciando el hecho sucede nada.

El pasado 20 de abril el animal ingresó a una residencia y mordió a un pequeño de 13 meses de nacido. El niño sufrió cortes en el cuello y en una mano, siendo trasladado a un centro médico.

Días, atrás, el ocho de abril, el mismo perro mordió a un menor de tres años al que tuvieron que remitir a cirugía plástica reconstructiva y necesitó 12 puntos de sutura en una de sus heridas.

El último caso fue denunciado en el CAI de la Pola, en la Comisaría Ambiental y ante el Bienestar Familiar. Sin embargo, no se ha tomado ninguna medida con respecto al can que continúa en Montecitos de Calambeo.

Niño atacado por el perro, el 20 de abril.

En las dependencias oficiales se lee que los señores Diego Bravo y Aurora Wilches son los propietarios del polémico siberiano.

Pese a que el nuevo Código de Policía tipifica las agresiones de perros y hace responsables a sus dueños por los ataques, la Policía no ha tomado medidas para solucionar la situación. El Código considera ejemplares potencialmente peligrosos a “caninos que han tenido episodios de agresiones a personas”.

En Montecitos de Calambeo residen comerciantes, algunos dirigentes políticos y en los últimos días se trasladó allí el gobernador del Tolima Oscar Barreto.

Deja un comentario