Piden celeridad en segunda instancia de sonado proceso judicial

Palacio de Justicia

Caso que conoce el Tribunal Superior de Ibagué.

La Corporación, y su Sala Penal, deberán decidir la segunda instancia del proceso del fallecido empresario Jaime Zorroza, donde también están investigados Raúl Humberto Monroy Gallego, Ernesto Bernal Quintero y Edward Gómez Vanegas, por irregularidades en documentos de la sucesión de la fallecida esposa de don Jaime Zorroza, la señora Ana Julia Suárez.

Familiares de la dama los acusan de haberlos dejado sin la millonaria herencia que les correspondía.

Es de recordar que en primera instancia estos fueron absueltos, pero sobre el juez que tomó la decisión pesa un manto de duda, ya que fue condenado hace pocos meses por amañar decisiones en concesión de pensiones vía tutela.

En efecto, Marco Fidel Murcia Zapata, fue encontrado responsable, por el Tribunal Superior de Ibagué, del otorgamiento de pensiones, vía acción de tutela, a personas que no tenían ese derecho, a su paso por un juzgado del municipio de Honda. A Murcia Zapata se le enrostraron cargos por el título penal de prevaricato por acción.

Ahora, se deberá entrar a revisar si las decisiones, condenas, absoluciones o preclusiones, revocatorias de medida de aseguramiento, tomadas por el juez, se ajustaron a Derecho o si mediaron otro tipo de intereses.

Sobre el caso de Zorroza y los otros acusados se espera que el fallo sea emitido en Derecho y analizando en detalle los testimonios y elementos de prueba que obran en el sumario.

La ponencia del caso la ejerce el magistrado Héctor Hugo Torres Vargas, del Tribunal Superior de Ibagué.

Deja un comentario