Por ataques de las Farc, Enertolima suspendió actividades en sur del Tolima

Vehículos incinerados

Vehículos incinerados / foto: El Nuevo Día.

Hay amenazas directas contra el personal de la compañía en toda esa zona por lo que nos vimos obligados a parar las actividades”, afirmó Enertolima en un comunicado. “No hay garantías de seguridad”, agregó. 

Los afectados son 150 mil habitantes de Chaparral, Ataco, Ríoblanco y Planadas, donde la compañía es la encargada de suministrar el servicio de energía eléctrica.

La medida afecta proyectos de electrificación rural y la atención inmediata que se hacía a daños eventuales que a diario se presentan en la línea que alimenta a los 4 municipios.

La semana anterior, guerrilleros del frente 21 quemaron dos vehículos de Enertolima y les dijeron a los operarios que “no querían ver más a la empresa en el sur del Tolima”.

Estos hechos sucedieron en la vereda El Diamante, en Ríoblanco, cuando los operarios reparaban una línea que alimenta a esta región.

Deja un comentario