Por crimen en el Tolima, militares perdieron cupo en la JEP

Imagen de referencia.

Doble homicidio ocurrido en Alvarado.

Un ‘falso positivo’ perpetrado por miembros del Gaula Ejército en el Tolima pondrá a discutir a la nueva Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y a la jurisdicción ordinaria.

Un juzgado de Ibagué condenó a William Eduardo López Pico y Carlos Arturo Malte Pérez por los delitos de homicidio agravado y falsedad ideológica en documento público a 21 y 20 años de prisión, respectivamente. Es el caso del asesinato de los campesinos Marco Antonio Quiroga y Álvaro Enrique Rodríguez, ocurrido en la vereda La Tigrera, municipio de Alvarado, el 12 de enero del 2007.

El expediente dice que algunos uniformados usaron el Gaula como “una fachada” bajo la cual “ocasionaban el fallecimiento de pobladores a los que se hacían pasar como miembros de organizaciones delincuenciales”.

Por ser agentes del Estado procesados por graves delitos en medio del conflicto, los dos militares había buscado cupo en la nueva Jurisdicción Especial para la Paz, que contempla penas alternativas, incluso no intramurales, dependiendo del grado de cumplimiento de los compromisos de verdad, justicia y reparación para las víctimas.

De hecho, los dos exuniformados habían recuperado su libertad por haber firmado las actas de acogimiento a la justicia de paz.

El juez ordinario consideró, sin embargo, que por encima de la intención de los exmilitares de someterse a la JEP no cumplen con los requisitos –según la evidencia documental que se aportó en el proceso– para hacer parte de la justicia transicional.

El togado señaló que la JEP tiene la competencia para verificar si los hechos del expediente fueron o no cometidos en el marco o con ocasión del conflicto armado, de manera individual para cada sentenciado, pero advierte que como esa jurisdicción no ha arrancado hay un vacío que se subsanó con su fallo.

Con información de: El Tiempo.

Deja un comentario