Por fin un alcalde puso a Camargo en su puesto

Por primera vez un alcalde de Ibagué tiene pantalones para decirle la verdad al ‘todopoderoso’ dueño del Deportes Tolima, Gabriel Camargo.

Por años este dirigente deportivo, que ha obtenido jugosos dividendos por las taquillas y ventas de jugadores, ha afirmado que el equipo solo deja pérdidas cuando las transferencias de un equipo a otro hablan de millonarios dividendos sin que el municipio reciba nada a cambio o solo limosnas pues los impuestos de arrendamiento del estadio son baratos.

Si el equipo no le da ganancias se lo compramos“, afirmó el alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo y agregó que cada mes el municipio desembolsilla 30 millones para mantenimiento del estadio que, además fue remodelado con una inversión de 20.000 millones.

Lo cierto es que el equipo representa los colores del Tolima pero a la hora de la verdad al municipio no le queda nada pues las ganancias van a parar a los bolsillos de Camargo, un hombre de por si altanero y grosero con la ciudad pues ni siquiera respeta la autoridad del alcalde.

Algunos aficionados también molestos con la actitud de Camargo se preguntan: ¿Si no le deja ganancias por qué sigue aferrado al fútbol que en últimas es un negocio de una persona que para mover pasiones pone por delante los colores de la bandera del departamento?

La actitud del dirigente, si es cierto que ama la ciudad, sería llegar a acuerdos con el Alcalde y permitir compartir sus jugosos dividendos con el municipio que siempre mantiene en buen estado la cancha del Manuel Murillo Toro.

El fútbol mueve la economía pero también aumenta las ganancias de Camargo y es injusto que un municipio pobre como Ibagué tenga que sacar recursos de sus arcas para tener contento al dueño del equipo.

Gabriel Camargo debe reflexionar y el alcalde no debe aflojar en este tema pues los ciudadanos lo eligieron para defender los intereses de sus 550.000 habitantes y no los bolsillos del dueño del Deportes Tolima.

1 comment

  1. Dario Madoxx

    Lo dicho, es una pelea de ladrones… El ex-senador y el alcalde hambriento por la tajada del futbol. Acá en Ibague es la pelea de dos hambrientos que no le va a traer nada bueno a la hinchada del Tolima. Que Camargo es un tirano, es cierto, pero mas cierto es que el Alcalde to que quiere es mas dinero para robar. Ningún político es bueno, no hay uno solo que no busque su beneficio personal y llenar sus bolsillos con el famoso CVY. Nacional se metió en el mismo lío, ahora el señor ex-director del coi, que estuvo en todo el robo que se le hizo al departamento del tollina con las obras para los juegos nacionales es el flamante presidente del equipo de Medellin. Como las hienas que huelen el hedor del dinero llegan a buscar su tajada. El otrora glorioso nacional quedara en la ruina con la llegada de los políticos a su dirigencia.

Deja un comentario