Por fingir agresión, sancionan a tolimense en el Senado

Saul Cruz

Saúl Cruz, subsecretario del Legislativo, deberá apartarse ocho meses del cargo.

El pasado mes de junio, tras la elección de uno de los magistrados de la Corte Constitucional, Saúl Cruz, subsecretario del Senado, se declaró víctima de una agresión por parte de un reportero gráfico de Noticias Uno. El equipo periodístico de ese canal le había hecho un seguimiento al funcionario, quien estaba haciendo lobby en favor de uno de los candidatos que perdió dicha elección.

Cruz Bonilla salió del recinto y buscó el contacto con el camarógrafo. Luego entró de nuevo, subió al atril y denunció la supuesta agresión. La plenaria, en principio, se solidarizó con el subsecretario. Días después, Noticias Unotuvo acceso a las cámaras de seguridad del Capitolio, en las que se demostró que había fingido tal agresión.

Aunque el Senado ya lo había suspendido de sus funciones, la Procuraduría abrió un proceso disciplinario que concluyó con la suspensión de 8 meses en el ejercicio del cargo, e inhabilidad especial por el mismo tiempo. Para el Ministerio Público, Saúl Cruz Bonilla faltó a su deber al mentirle a la plenaria.

La Procuraduría Segunda Delegada para la Contratación Estatal rechazó los argumentos de la defensa según los cuales Cruz Bonilla habría actuado bajo “un estado de estrés y ofuscación en la psiquis”.

Advierte el fallo que “para el momento en que el investigado intervino en la plenaria del Senado de la República su capacidad de discernir era normal e inclusive estaba en condiciones de diferenciar un hecho real de uno irreal, por lo tanto es el investigado quien en su libre albedrio realizó las manifestaciones contrarias a la realidad, por su propia voluntad y decisión”.

Para la Procuraduría la actuación del subsecretario del Senado ante la plenaria de la corporación, uno de los escenarios más importantes y representativos de la democracia, donde narró una agresión que nunca existió, atentó contra la integridad y la transparencia del servicio público y la función legislativa.

La falta de Cruz Bonilla fue calificada de grave a título de dolo, conducta que según el Código Disciplinario establece una suspensión en el ejercicio del cargo e inhabilidad especial, que no podrá ser inferior a un mes, ni superior a 12 meses.

Con información: revista Semana.

Deja un comentario