Por primera vez 2 viceministros visitaron Cajamarca

María Isabel Ulloa

María Isabel Ulloa

Desde hace unos años, el municipio de Cajamarca parece haberse convertido en la ‘Joya de la Corona’ del gobierno nacional. Aunque siempre ha estado ahí, imperturbable, millones de colombianos han pasado por el centro de la población sin mayor preocupación que superar la altura de La Línea para llegar a su destino.

Es decir, estaba ahí pero muy pocos la veían. Las veces que Cajamarca apareció en los titulares de prensa se pueden contar. La activación del volcán Machín, el anuncio de la posible reubicación del centro poblado, la masacre de Potosí, el trabajo a pérdida de los agricultores por los costos de los insumos, su participación en el paro agrario. Pero parece que esto ha cambiado…

Desde cuando el presidente Andrés Pastrana anunció la construcción de los túneles de La Línea, el municipio empezó a tomar importancia para los colombianos. Después de eso vino el anunció del descubrimiento del yacimiento de oro conocido como La Colosa, la construcción de nuevos viaductos, el reemplazo del viejo puente que sirve de entrada a la población, la licitación para la doble calzada, en fin, una serie de megaproyectos que despertaron el interés de quienes hasta ese momento a penas si se interesaban por su suerte.

El propio Concejo de Cajamarca denunció que el senador de izquierda Iván Cepeda llegó a una reunión con personas de otros municipios del Tolima e incluso de otras regiones del país y dio un trato indigno al alcalde y a los cabildantes que asistieron al evento. Esta visita indudablemente tiene que ver con el auge que ha tomado Cajamarca, porque nunca antes los políticos de otras regiones se habían interesado por visitar la localidad del occidente tolimense.

A pesar de la importancia que tiene hoy el municipio, el Concejo ha criticado al gobierno nacional por no contar con la presencia de autoridades importantes que les señalen el camino que deben seguir para aprovechar la ola de progreso que empieza a llegar. Estas críticas parecen haber sido escuchadas. Por primera vez, altos funcionarios del gobierno nacional visitaron el municipio para discutir acerca de temas agrarios y de los megaproyectos que se adelantan en esa población.

La viceministra de Minas, María Isabel Ulloa; el viceministro de Agricultura, Aníbal Fernández de Soto; el Procurador Agrario del Tolima, Ernesto Cardoso escucharon a los concejales y habitantes del municipio y aclararon las inquietudes frente a las diferentes preocupaciones que les aquejan, como el licenciamiento por parte de Cortolima a la extracción de materiales de arrastre en el río Anaime, la crisis del sector agrario y el avance de los megarproyectos.

Varios de los asistentes a la reunión con los viceministros aprovecharon para expresarles que no temen al desarrollo, pero que sin lugar a dudas necesitan acompañamiento del gobierno nacional para que el progreso llegue a todos los habitantes.

Minería y agricultura

Una de las primeras inquietudes lanzadas a los funcionarios del alto gobierno fue la posibilidad de que en Cajamarca puedan desarrollarse actividades mineras de manera paralela con la agricultura. Según la viceministra de Minas, el mejor ejemplo de que esto es posible es el departamento de Boyacá, donde conviven actividades agrícolas y ganaderas con la minería del carbón, caliza, sal, entre otros. Mientras que el viceministro de Desarrollo Rural recordó que en el mundo hay muchos ejemplos de esa coexistencia entre agricultura y minería y que se debe dar el paso a la cultura de una minería responsable.

Otro de los temas tratados fue la posibilidad de convocar a una consulta popular minera, para lo cual la viceministra fue enfática en afirmar que “Los municipios no tienen competencia para adelantar consultas populares relacionadas con la minería. Definitivamente no consideramos que haya la competencia para adelantar una consulta popular en Cajamarca, como ya lo han ratificado en sendas Comunicaciones al alcalde varias entidades del orden nacional e incluso la propia Procuraduría, dado que este es un tema regulado y que depende del nivel nacional”.

En conclusión, Cajamarca puede convertirse en el municipio más importante del departamento si sabe aprovechar la bonanza de proyectos y obras que de un momento a otro le llegaron.