Por toma guerrillera en Roncesvalles, Policía deberá pagar 2.000 millones de pesos

 

Fotoilustración

Fotoilustración

Consejo de Estado ordenó indemnizar a familias de tres agentes que murieron en Tolima.

La Policía Nacional deberá pagar una multa de 2.000 millones de pesos a las familias de tres agentes de esa institución que perdieron la vida durante la toma guerrillera de las Farc al municipio de Roncesvalles (Tolima) en el año 2000.

La multa la impuso el Consejo de Estado que, con ponencia del magistrado Carlos Alberto Zambrano, cambió la decisión delTribunal Superior del Tolima que en primera instancia negó las pretensiones de los familiares de los agentes.

Los hechos hacen referencia al momento en el que el frente 20 y 51 de las Farc atacaron la estación de Policía de Roncesvalles. En la toma murieron 13 personas y 78 viviendas quedaron destruidas.

De acuerdo con la sentencia, los agentes que se encontraban en la estación combatieron por más de 27 horas sin recibir apoyo.

El Tribunal Administrativo del Tolima se abstuvo de condenar a la Policía, pues en su concepto cuando las autoridades tuvieron conocimiento de los hechos desplazaron al lugar un avión fantasma y helicópteros artillados.

Sin embargo, para la Sección Tercera, la estrategia de la Policía no fue adecuada, pues el envío del avión fantasma y del helicóptero no fue suficiente para contrarrestar el ataque. Además, el envío del personal militar llegó cuando ya había terminado la toma guerrillera.

“En lugar de la puesta en marcha de una estrategia militar, lo que se materializó fue un abandono por parte de las fuerzas del Estado, en la medida en que la ayuda que se brindó al personal de la Policía en Roncesvalles fue ineficaz, inoportuna e insuficiente”, dicta la sentencia.

Finalmente, la Sala hizo un fuerte llamado a la Policía Nacional por el abandono militar al que somete a algunos de sus agentes cuando tiene conocimiento de la incidencia de las acciones guerrilleras en determinadas zonas del país.

“Resulta censurable que los apoyos de personal -vía terrestre- no hayan llegado sino hasta después de que el ataque guerrillero había cesado y cuando la vida de los uniformados ya había sido segada de manera injusta”, puntualiza.

Con información: diario El Tiempo.