Procuraduría revocó sanción a Jesús María Botero

Chucho Botero llenó La Tribu en reunión política para Barreto y Toledo Elecciones 2015 2

Botero y el gobernador Barreto

El Ministerio Público rehabilitó al exalcalde de Ibagué.

En una acción de revocatoria directa, la procuradora encargada Martha Isabel Castañeda, ordenó dejar sin efectos la sanción e inhabilidad de 11 años que había sido proferida el 31 de agosto de 2012 en contra del exalcalde de Ibagué Jesús María Botero.

El fallo, confirmado en segunda instancia el 11 de julio de 2013 se había originado por la suscripción de convenios que llevó a cabo la Gestora Urbana donde se detectaron anomalías de orden contractual.

Por los mismos hechos, fueron abiertos dos procesos diferentes: el que acaba de concluir, y otro que fue fallado a favor del exalcalde de Ibagué en el año 2014.

En relación a esas anomalías y ambigüedad de posturas de la Procuraduría, Botero elevó una demanda de reparación directa que hace trámite en el Tribunal Administrativo del Tolima, la cual está próxima a ser fallada.

La Procuraduría señala que Botero no podía tener control sobre los procesos contractuales y por ello determinó en revocarle la sanción.

Según obra en el sumario, la queja fue interpuesta por los abogados Orlando Espinosa y Orlando Arciniegas (preso por el robo de los Juegos Nacionales) quienes en el mandato de Botero (2008 – 2011) se constituyeron en férreos opositores del dirigente, instaurando diversidad de procesos penales, disciplinarios, administrativos y fiscales, todo porque no se les dio participación a los letrados a nivel contractual, en la Alcaldía de Ibagué.

En el caso bajo examen se echa de menos, desde la formulación de cargos, la saturación argumentativa que demandaba el hecho de atribuir la presunta conducta bajo la modalidad de una omisión simple y no como una comisión por omisión, lo que conllevó a que se tipificara erróneamente la conducta y de contera, se sancionara de manera desproporcionada al señor Jesús María Botero Gutiérrez, pues la consecuencia de una u otra opción significó una diferencia de nueve años de inhabilidad para el ejercicio de cargos públicos. Sencillamente esta contratación se hizo a espaldas suyas, sin que Botero Gutiérrez de alguna forma pudiera evitar el resultado“, dice la Procuraduría en sus consideraciones.

Con el restablecimiento de sus derechos Chucho Botero queda en el partidor y en la mira de movimientos y dirigentes que seguramente lo querrán alineado en sus filas en futuros procesos electorales. Se habla que podría integrar listas a la Cámara, o incluso una candidatura en 2019 para autoridades regionales.

No hay que olvidar en 2014, la esposa de Botero, Silvia Ortiz, hizo parte de la lista a la Cámara del partido Liberal, obteniendo más de 11 mil votos en todo el departamento, la mayoría de ellos, en Ibagué.

También ha apoyado a concejales de Ibagué, y a un diputado del Tolima, hasta donde se conoce.

Por ahora, y según se conoció, Chucho Botero no ha entregado declaraciones a los medios de comunicación, y se sabe por personas de su entorno, que no dará entrevistas en el corto plazo. Afirman que el médico anda dedicado a la empresa privada y a correr en maratones tanto en el país, como en el extranjero.

Solo el tiempo dirá si Botero sigue vigente en la siempre movida política tolimense.

Deja un comentario